Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca europea relaja sus criterios de préstamo en el tercer trimestre, aunque en España no hay cambios

Por segundo trimestre consecutivo, los bancos del Viejo Continente han rebajado sus exigencias para la concesión de crédito a las empresas y hogares, según refleja la última encuesta de préstamos bancarios elaborada por el Banco Central Europeo (BCE) que, sin embargo, señala que las entidades españolas, italianas y holandesas no flexibilizaron su posición.
"La flexibilización neta de los estándares de crédito continuó para todas las categorías de préstamos en el tercer trimestre de 2014, aunque resurgieron las preocupaciones de riesgo", mientras la demanda continuó aumentando también en todas las categorías de préstamos, destaca el instituto emisor.
La encuesta, realizada a 137 bancos entre el pasado 24 de septiembre y el 9 de octubre, revela las "disparidades" existentes en el suministro de crédito entre las mayores economías de la zona euro.
Así, mientras los criterios de préstamo a las empresas se relajaron en Francia y Alemania, los bancos de Italia y España los mantuvieron sin cambios, mientras los holandeses incluso los endurecieron.
En cuanto al crédito a los hogares para la compra de vivienda, las condiciones de préstamo se mantuvieron sin cambios en España, Italia y Países Bajos, mientras registraron una notable relajación en Francia y se hicieron algo más restrictivas en Alemania.
Por otro lado, los bancos informaron de un aumento de la demanda de préstamos de las empresas en Alemania, Francia y España, mientras se mantuvo sin cambios en Países Bajos y retrocedió en Italia. A su vez, la demanda de préstamos para adquirir vivienda aumentó en todas las grandes economías de la eurozona, salvo Alemania.
De cara al cuarto trimestre, los bancos expresaron su confianza de que los estándares de crédito a las empresas se flexibilicen nuevamente, así como en el caso de los préstamos hipotecarios y el crédito al consumo.
Asimismo, la banca europea prevé que se incremente en el último trimestre del años la demanda de crédito procedente de familias y empresas.