Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas baja un 4% y cierra a 38,44 dólares

El barril de petróleo de Texas se depreció hoy un 4 por ciento y cerró a 38,44 dólares en Nueva York, en paralelo a la senda bajista que seguía la bolsa de Wall Street por la inquietud que genera la situación de la economía y de los bancos en Estados Unidos.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en abril restaron 1,59 dólares al precio del viernes y terminaron en territorio negativo por segunda sesión consecutiva.
Los contratos de petróleo WTI con vencimiento más próximo se mantienen a menos de 40 dólares/barril desde el pasado día 6, con la perspectiva de que la demanda mundial de crudo este año será inferior a la de 2008 debido al descenso de la actividad económica.
Los contratos de gasolina para entrega en marzo restaron 3 centavos al precio del viernes y finalizaron a 1,04 dólares el galón (3,78 litros).
El gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes finalizó a 1,17 dólares/galón, 2 centavos menos que en la sesión anterior, mientras que el gas natural para marzo terminó a un precio de 4,09 dólares por mil pies cúbicos, 9 centavos más que el viernes.
El precio del crudo de Texas inició hoy la sesión con una modesta tendencia al alza, al igual que ocurría en la bolsa de Nueva York, pero a medida que avanzaba la sesión se aceleraron las ventas de contratos.
Las incertidumbres en torno al futuro inmediato de algunos de los mayores bancos estadounidense y a la evolución de la economía durante este año presionan a la baja al mercado bursátil y también al de materias primas, debido a las expectativas de que continuará la merma de la demanda de crudo y combustibles en EE.UU. y otras áreas económicas.
El Departamento de Energía de EE.UU. así como la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) rebajaron este mes sus cálculos sobre la demanda mundial de crudo para este año, que prevén será inferior a la de 2008 debido a la crisis económica.
La OPEP ha actuado en los últimos meses con mayor disciplina que en el pasado para aplicar los recortes de producción de más de 4 millones de barriles diarios que ha aprobado desde septiembre, lo que ha logrado por el momento que los precios del crudo se mantengan en tornos a los 40 dólares.
La organización tiene previsto reunirse de nuevo el próximo día 15 en Viena y no se descarta que rebaje aún más el nivel de oferta.
La demanda de combustibles ha mostrado algunos signos de recuperación en EE.UU. durante las últimas semanas, lo que contribuyó en parte a que el barril de crudo de Texas se encareciera un 14% o casi 5 dólares el pasado jueves, la mayor subida en una sesión en lo que va de año.