Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas baja el 1,65% y cierra a 46,25 dólares

Los contratos de futuros de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) bajaron hoy el 1,65% (78 centavos) en Nueva York y acabaron la semana a 46,25 dólares por barril, en vísperas de que la OPEP revise su nivel de demanda.
Los contratos de gasolina para entrega en abril subieron un centavo y cerraron a 1,35 dólares por galón, mientras que los de gasóleo de calefacción y gas natural para ese mismo mes bajaron tres centavos, para terminar a 1,19 dólares el galón y a 3,93 dólares por mil pies cúbicos, respectivamente.
Durante esta semana el crudo se ha encarecido un 1,6% y la gasolina el 1,5%, mientras que el gasóleo se ha abaratado un 2,5% y el gas natural un 0,25%.
Las leves alteraciones registradas hoy en los precios de los contratos de futuros que se negocian en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) fueron reflejo de la intención de los inversores de esperar a conocer qué medidas adopta la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cuando el domingo se reúna para revisar su nivel de oferta de crudo.
Los países de la OPEP, que controlan casi el 40% de la producción mundial de crudo, coincidieron hoy con la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en que la demanda mundial de petróleo se retrae más rápido de lo previsto inicialmente, debido al creciente deterioro económico.
Por ello, la OPEP se reunirá el domingo en Viena para acordar si sigue rebajando su oferta, después de haberse comprometido ya a retirar del mercado 4,2 millones de barriles diarios (mbd) desde el pasado septiembre, cerca del 5% de la producción mundial.
Si reducen mucho su oferta pueden provocar una subida de precios que frene aún más la demanda, pero por otra parte si permiten un exceso de suministro la cotización puede escapar a su control en una espiral bajista.
En su informe publicado desde su sede en París, la AIE, defensora de los intereses energéticos de los mayores consumidores, vaticinó que la demanda de petróleo se contraerá este año hasta 84,4 mbd, 1,2 mbd menos que en 2008, cuando hace un mes preveía un retroceso de 0,9 mbd.
También la OPEP corrigió sus previsiones de forma similar, al ampliar la caída de la demanda hasta los 1,01 mbd, desde los 0,58 mbd que calculó en febrero.
Desde máximos históricos cercanos a los 150 dólares en julio de 2008, la cotización internacional del crudo llegó a caer hasta el entorno de los 35 dólares al final de ese mismo año, para luego recuperarse ligeramente.