Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas baja un 2,2% y cierra a 52,77 dólares

El preció del barril de crudo de Texas bajó hoy un 2,2 por ciento y quedó a 52,77 dólares, después de conocerse que aumentaron las reservas en Estados Unidos la pasada semana más de lo que se preveía.
Al finalizar la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en mayo restaron 1,21 dólares al precio anterior e interrumpieron así la tendencia alcista que mostraron en las dos últimas sesiones.
Los contratos de gasolina para entrega en abril rebajaron un centavo y terminaron a 1,49 dólares el galón (3,78 litros), y los de gasóleo se abarataron tres centavos, para quedar a 1,46 dólares por galón.
El gas natural para entrega en abril recortó dos centavos al precio anterior y concluyó a 4,32 dólares por mil pies cúbicos.
El precio del barril de petróleo de Texas perdió hoy parte de las ganancias que había conseguido en las dos sesiones anteriores, al conocerse que las reservas en EE.UU. subieron casi el triple de lo que calculaban algunos analistas.
Las existencias de petróleo acumuladas al final de la pasada semana subieron en 3,3 millones de barriles y el total, de 356,6 millones, es ahora un 15,6 por ciento superior al del año anterior, según datos que difundió el Departamento de Energía (DOE, por su sigla en inglés).
En el caso de la gasolina las reservas mermaron en 1,1 millones de barriles, algo más de lo que se preveía, y quedaron en 214,6 millones o un 5,1 por ciento por debajo del nivel de hace un año.
Las reservas de destilados, una categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, bajaron en 1,6 millones y el total, de 143,9 millones, es un 29,6 por ciento superior al de hace un año.
El informe del DOE reveló además que las refinerías de EE.UU. operaron al 82 por ciento de capacidad la pasada semana, un nivel similar al de la anterior, y que las importaciones de crudo fueron de una media diaria de casi 9,4 millones de barriles, 204.000 barriles más que en la semana anterior.
El volumen de combustibles y de otros productos derivados del crudo sacados al mercado, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,1 millones de barriles diarios en la últimas cuatro semanas, un 3,2 por ciento menos que en igual periodo del año anterior.
La demanda específica de gasolina se situó en 9,1 millones de barriles diarios en ese mismo periodo, un 0,7 por ciento más que hace un año, y la de destilados fue de 3,8 millones diarios, un nueve por ciento inferior a la de igual periodo en 2008.