Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas sube un 0,33% y cierra a 53,98 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 0,33% y cerró a 53,98 dólares, coincidiendo con un fortalecimiento del dólar y a la espera de conocer el miércoles el estado de las reservas y de la demanda en Estados Unidos.
Al finalizar la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en mayo sumaron 18 centavos al precio anterior, después de negociarse por momentos a 54,20 dólares.
Los contratos de gasolina para entrega en abril añadieron 2 centavos y terminaron a 1,50 dólares el galón (3,78 litros) y los de gasóleo se encarecieron de forma similar y finalizaron a 1,49 dólares/galón.
El gas natural para entrega en abril sumó 5 centavos al precio del lunes y concluyó a 4,34 dólares por mil pies cúbicos.
El precio del crudo de Texas cerró hoy en positivo por segundo día consecutivo, aunque el avance no tuvo la fortaleza del día anterior, cuando subió un 3,3%.
El barril de petróleo WTI se mantiene por encima de 51 dólares desde el pasado día 19, un nivel de precio que no registraba desde el 28 de noviembre.
El incremento del lunes fue en paralelo a la notable subida que registró ese día el mercado bursátil y entre expectativas de que una mejoría del sistema financiero contribuirá a la recuperación de la economía en EE.UU. y, por tanto, de la demanda de crudo y combustibles.
Los inversores quedaron hoy a la espera de conocer en la próxima sesión los datos más recientes del Departamento de Energía (DOE) relativos a reservas de crudo y combustibles.
Se prevé un alza de algo más de un millón de barriles en el caso del petróleo y descensos moderados en la gasolina y destilados, una categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel.
La última evaluación que divulgó el DOE la pasada semana reveló un aumento de 2 millones de barriles en el volumen de petróleo y el total, de 353,3 millones, era un 15,5% superior a lo almacenado hace un año.
También se constató entonces que el volumen de combustibles sacados al mercado en las últimas cuatro semanas, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,1 millones de barriles diarios, un 3,2% menos que hace un año.