Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas sube 6,4% y cierra a 42,50 dólares

El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 6,4 por ciento y cerró a 42,50 dólares, después de constatar el mercado que las reservas de crudo subieron en EE.UU. menos de lo esperado y que crece la demanda de gasolina.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en abril añadieron 2,54 dólares al precio del martes y cerraron en positivo por segunda sesión consecutiva.
Los contratos de petróleo WTI con vencimiento más próximo se sitúan ya en el nivel más alto desde el 26 de enero.
Los contratos de gasolina para entrega en marzo añadieron 8 centavos y finalizaron a 1,16 dólares el galón (3,78 litros).
El gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes finalizó a 1,23 dólares/galón, 3 centavos más caros que el martes, y el gas natural para marzo terminó a un precio de 4,05 dólares por mil pies cúbicos, 18 centavos menos que el día anterior.
El informe semanal del Departamento de Energía (DOE), relativo a reservas almacenadas en Estados Unidos la pasada semana, reflejaron un incremento menor al esperado en el caso del crudo y un descenso mayor a lo que se preveía en las de gasolina, lo que coincide con un incremento de la demanda de ese combustible.
Las existencias de gasolina descendieron en 3,4 millones de barriles respecto de la semana anterior, frente a una merma de en torno a 300.000 barriles que esperaban los expertos, y el total quedó en 215,3 millones de barriles, un 7,6% por debajo del volumen acumulado hace un año.
La demanda específica de ese combustible fue de una media de 9 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, un 1,7% más que hace un año.
Las existencias de petróleo aumentaron en 700.000 barriles la pasada semana, comparado con un incremento de más de dos millones que esperaban los analistas y el total, de 351,3 millones de barriles, es ahora un 17,2% superior al volumen de hace un año.
En el caso de los destilados, categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, las reservas aumentaron en 800.000 barriles, frente a un descenso de casi dos millones que se esperaba.
El volumen total ascendió así a 141,6 millones de barriles y es un 16,7% superior al que se registraba hace un año.
El informe semanal del DOE reflejó además que las importaciones de crudo disminuyeron en 24.000 barriles diarios respecto de la semana anterior y se situaron en una media de 8,8 millones de barriles.
Las refinerías estadounidenses operaron al 81,4% de capacidad, comparado con el 82,3% de la semana anterior.
El volumen de combustibles y de productos derivados del crudo enviados al mercado, algo que se toma como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,7 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, un 0,8% menos que hace un año.
En el caso específico de los destilados, la demanda fue de una media de 4,2 millones de barriles en ese mismo periodo o un 1,6% inferior a la de hace un año.