Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La danesa Maersk gana un 82% menos en 2015 y advierte de que la situación "es peor que en 2008"

El grupo danés Maersk, propietario de Maersk Line, el mayor transportista marítimo de mercancías, obtuvo un beneficio neto de 925 millones de dólares (826 millones de euros) en 2015, lo que representa un descenso del 82,2% con respecto al año anterior, según ha informado la compañía, que califica de "tormenta perfecta" la situación en el cuarto trimestre, que cerró con pérdidas de 2.500 millones de dólares (2.232 millones de euros).
"Es peor que en 2008", reconoció en declaraciones al diario 'Financial Times' el consejero delegado de Maersk, Nils Andersen en referencia a la evolución del comercio mundial. "El precio del petróleo está tan bajo como en los mínimos de 2008 y 2009 y ha permanecido ahí durante un largo tiempo y no parece que vaya a subir pronto", indicó el ejecutivo.
La cifra de negocio del gigante danés del transporte y la logística alcanzó en el conjunto del ejercicio un total de 40.308 millones de dólares (35.989 millones de euros), un 15,3% menos que un año antes.
Entre sus principales divisiones, los ingresos subyacentes de Maersk Line bajaron un 43%, hasta 1.300 millones de dólares (1.161 millones de euros), mientras su filial petrolera amplió sus pérdidas un 144%, hasta 2.100 millones de dólares (1.875 millones de euros) y la filial de terminales obtuvo un resultado subyacente un 27% inferior al del año pasado, hasta 654 millones de dólares (584 millones de euros).
Por su parte, la división de perforación, Maersk Drilling, logró un beneficio subyacente de 751 millones de dólares (670 millones de euros), un 57% más, mientras el negocio de servicios de transporte mejoró un 94% sus ingresos, hasta 446 millones de dólares (398 millones de euros).
"Estamos satisfechos con el comportamiento de nuestras operaciones en 2015, a pesar de las muy difíciles condiciones en nuestros sectores", añadió Andersen, quien destacó en el ajuste de 2.600 millones de dólares (2.321 millones de euros) efectuado en el valor de activos de Maersk Oil ante la caída de los precios del petróleo.
Como consecuencia de esta amortización, Maersk Group registró pérdidas por importe neto de 2.511 millones de dólares (2.232 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2015, que la compañía danesa calificó de "tormenta perfecta", señalando que las tarifas de transporte de contenedores han caído a mínimos históricos en paralelo al desplome del petróleo.
De este modo, las previsiones de la compañía para 2016 apuestan por un resultado subyacente "significativamente inferior" al del pasado ejercicio en Maersk Lines, así como en sus unidades de perforación y servicios, mientras que espera que Maersk Oil registre pérdidas, señalando que el precio de equilibrio ('break even') de la filial está entre los 45 y 55 dólares por barril.
Las acciones de la multinacional danesa, que han perdido la mitad de su valor en el último año, llegaron a caer casi un 10% en la Bolsa de Copenhague, aunque posteriormente recuperaban parte del terreno perdido y cotizaban un 2,8% a la baja.