Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda hipotecaria creció un 4,2% en enero

En comparación con la cifra registrada en el mes de diciembre, la deuda hipotecaria creció un 0,1%, tras haber caído un 0,07% en el mes de diciembre, algo que no ocurría desde el mes de agosto del año 2001. Además, el incremento interanual registrado en el primer mes del año es el menor aumento de toda la serie histórica y se situó tres décimas por debajo del experimentado en diciembre (4,5%) y 8,5 puntos por debajo del incremento del 12,7% registrado en el mismo periodo de 2008.
En términos absolutos, la deuda de las familias por compra de vivienda volvió a registrar una cifra récord, al situarse en 647.294 millones de euros y supera en más del doble a la contabilizada en 2003, acercándose cada vez más a la barrera de los 700.000 millones.
La caída del endeudamiento familiar está en línea con la desaceleración de la compraventa de vivienda que, según los datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), se desplomó un 28,6% en 2008 por el parón inmobiliario, hasta sumar 558.429 operaciones.
Por otro lado, los créditos al consumo crecieron en enero un 3%, ocho décimas menos que en el mes anterior y ocho puntos porcentuales menos que en enero de 2008, con un saldo de 232.811 millones de euros. En comparación con el mes de diciembre, los créditos al consumo cayeron un 0,9%.
Sumando ambos conceptos (deuda hipotecaria y créditos al consumo), el endeudamiento total de los hogares se situó en 909.535 millones de euros en el primer mes del año, lo que representa un incremento del 3,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior, y una caída del 0,1% en comparación con la cifra registrada al cierre de diciembre de 2008.
La moderación de la deuda coincide con una caída del ritmo de crecimiento del saldo vivo total de crédito hipotecario que, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), registró un aumento del 4% en 2008 y superó los 1,089 billones de euros, frente 1,047 billones con que contaba en 2007, cuando crecía a un ritmo del 14,9%.
Estas cifras confirman la previsión realizada por la AHE, en la que auguraba una caída en el ritmo crecimiento del crédito hasta alrededor el 5% en el conjunto del año, como consecuencia de la crisis 'subprime', la desaceleración económica y el descenso de la demanda de la vivienda.