Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dirección de Ford estudia reducir personal y dejará de fabricar el Focus en 2011

Aspecto de la cadena de montaje de la factoria de Ford en Almussafes. EFE/Archivotelecinco.es
La dirección de la empresa automovilística Ford ha anunciado hoy que está estudiando una reducción permanente de personal en su factoría de Almussafes (Valencia), donde se dejará de fabricar la nueva versión del Focus a partir de 2011, cuya producción se trasladará a Alemania.
En una nota remitida a los trabajadores de la planta, la dirección asegura que las "condiciones deprimidas" del mercado y el pronóstico de ventas hacen prever que la factoría de Valencia "no vuelva a tres turnos completos de producción".
En este sentido, según ha informado el responsable de UGT Gonzalo Pino, la compañía ha anunciado a todos los sindicatos con presencia en la planta de fabricación que este año habrá extinciones de contratos.
Pino asistió ayer en Madrid a una reunión entre el presidente de Ford Europa, John Fleming, responsables de la empresa en España y cargos de los ministerios de Industria y Economía.
En esa reunión, los máximos responsables de Ford indicaron que "se va a reducir plantilla en Almussafes".
La reducción, según fuentes sindicales, puede ser "alta" si se toma como referencia la petición de la dirección de Almussafes de un ERE para 1.100 trabajadores que al final ha quedado, tras la revisión de la Dirección General de Trabajo, en 294.
Según ha explicado Pino a EFE, todos esos cambios llevarán a que se pase de 250.000 a 450.000 motores al año en Almussafes, para lo cual la empresa tendrá que acometer "alguna inversión".
Fuentes de la empresa han informado además de que la planta valenciana fabricará en exclusiva el nuevo modelo C-Max, que se lanzará en 2010, y que también producirá el nuevo motor de dos litros de inyección directa "Ecoboost".
Asimismo, mantendrá la producción del Fiesta, pero a partir de 2011 dejará de fabricar el nuevo modelo de Focus, cuya producción se trasladará a Alemania.
Según John Fleming, "ya se anunció en marzo que Saarluois sería la planta líder para la nueva generación del Ford Focus, tal y como lo viene siendo hasta ahora, aunque también contemplábamos la posibilidad de una segunda planta de producción".
"Finalmente y por motivos estratégicos, hemos decidido que la nueva generación del Ford Focus se concentrará en la planta de Saarlouis y el Ford C-MAX en Valencia" declara el presidente de Ford en el comunicado.
La compañía ajusta su plan de fabricación para hacer frente a futuras necesidades del negocio ya que, a corto plazo, no se prevé ninguna mejora significativa del mercado europeo, explica.
El portavoz del sindicato CCOO Miquel Rosaleny ha asegurado que los anuncios sobre la producción y el empleo supone "un golpe industrial", y se ha mostrado preocupado por el futuro de la plantilla.
Rosaleny ha manifestado que su sindicato no aceptará ninguna extinción "traumática" de empleo en Ford, sobre todo teniendo en cuenta que esta multinacional recibe ayudas económicas "de todas las Administraciones".
Al respecto, el conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha afirmado que la producción del nuevo modelo C-MAX, de un nuevo motor y el mantenimiento de la fabricación del Fiesta, "garantiza la estabilidad de la planta de Almussafes".