Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gran distribución prevé que las ventas crezcan esta año por primera vez desde 2007

El sector espera que el cambio de tendencia se consolide y un entorno más favorable para la inversión y el empleo
Las empresas de la gran distribución prevén que las ventas crezcan este año por primera vez desde 2007, al considerar que se está produciendo un "cambio de tendencia" en la economía nacional, según ha informado este miércoles la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que ha celebrado su asamblea anual.
"Estamos, por tanto, en un entorno más favorable para la inversión y el empleo. Pero como dije hace un año, no podemos caer en la complacencia y dejar de lado nuestras obligaciones como país. No podemos hablar todavía de un gran repunte del comercio, pero sí se está produciendo un cambio de tendencia que esperemos que se consolide en los próximos meses", ha indicado el presidente de Anged, Alfonso Merry del Val.
En concreto, las empresas de Anged esperan que las ventas vuelvan a niveles positivos en 2014 después de seis años de descensos continuados.
"El esfuerzo colectivo de los últimos años ha ayudado a recomponer las bases del crecimiento y por fin podemos hablar de un cambio en nuestra economía", ha recalcado Merry del Val.
De esta forma, las firmas de la gran distribución facturaron 37.260 millones de euros en 2013, en un marco desfavorable, especialmente en el consumo discrecional de los hogares durante el primer semestre del año.
Por su parte, el presidente de la patronal no dudó en alabar el compromiso de la distribución con la inversión y el empleo durante los años más duros de la crisis.
De esta forma, en este periodo el sector ha invertido 11.100 millones de euros, mientras que en 2013 la inversión se situó en los 1.143 millones de euros, un 2,5% menos que en el ejercicio anterior, aunque en este ejercio se sumaron 43 establecimientos, hasta un alcanzar un total de 5.766.
Según el tipo de establecimiento, crecieron los formatos de proximidad de dominio alimentario, la mayoría en régimen de franquicias, invirtiendo la tendencia a la baja de años anteriores. En 2013, las grandes superficies especializadas, los grandes almacenes y las agencias de viaje muestran también un crecimiento, mientras que caen los hipermercados, así como el número de droguerías y perfuermerías, entre otros.
Respecto al empleo, las empresas que conforman Anged emplearon a 215.148 trabajadores, lo que supone una reducción de 2.601 empleos, frente a los 217.749 ocupados de 2012.
Por otro lado, las compras realizadas a proveedores españoles en 2013 se situaron en los 27.410 millones de euros, con un peso sobre las ventas total del 74%.
"REGULACION ANCLADA EN UNOS AXIOMAS PROTECCIONISTAS"
Durante su intervención, Merry del Val también ha llamado a reflexionar sobre las transformaciones que se están produciendo en el sector y ha subrayado en este sentido que los profundos cambios a los que asiste el consumo en la era digital han dejado obsoleta la regulación comercial en España, que, en su opinión, lejos de favorecer la modernización del sector, supone un freno a la inversión y al empleo.
"El problema es que gran parte de la legislación comercial está pensada para un consumidor y unos hábitos de consumo que ya no existen o, al menos, ya no son mayoritarios. La regulación ha quedado anclada en unos axiomas proteccionistas de hace cuarenta años de difícil encaje en la era digital, ha destacado.
Las restricciones a la implantación de nuevos operadores, los límites de horarios o los impuestos discriminatorios sobre los grandes formatos comerciales representan, a su juicio, un freno a la modernización del comercio en España.
En este sentido, ha animado a las administraciones a "enfocar la regulación comercial pensando en el futuro y en las nuevas demandas de los consumidores", siguiendo la línea de medidas recientes como la rebaja en las comisiones para los pagos con tarjeta o las iniciativas en favor de la unidad de mercado.
Así, ha destacado la importancia de medidas recientes como la reducción de las tasas de intercambio al pago con tarjetas, que permitirá al comercio, y a sus clientes, ahorrar hasta 400 millones de euros en los próximos dos años.
Además, el presidente de Anged ha confiado en que las iniciativas del Gobierno en materia de unidad de mercado sirvan para eliminar barreras a la inversión en nuevos establecimientos y contribuyan a aliviar "la prolija y asfixiante legislación comercial autonómica".
"El marco normativo tiene que promover un comercio más eficiente y competitivo, en lugar de perpetuar los enfoques proteccionistas que han dañado seriamente a nuestro sector mediante la imposición de obstáculo a la inversión, la modernización y la creación de empleo. Una política caduca que ha perjudicado a los consumidores", ha resaltado.
LA COMUNIDAD DE MADRID, A LA VANGUARDIA
En este sentido ha puesto como ejemplo la Comunidad de Madrid, que se encuentra hoy, en su opinión, a la vanguardia europea en lo que se refiere a libertad comercial. "Lejos de producirse las catástrofes que algunos auguraban, la libertad de comercio ha creado empleo, riqueza, un mejor servicio y un índice de precios más competitivo para los consumidores", ha subrayado.
Así, Merry del Val ha señalado que las restricciones de horarios son un "anacronismo" que países mediterráneos con estructura comercial y turística similar a la de España, como Italia y Portugal, ya han superado.
Sobre el impuesto sobre grandes establecimientos comerciales que pagan las grandes empresas de distribución en varias comunidades, ha recordado que la comisión de expertos liderada por Manuel Lagares para rediseñar el marco tributario pidió expresamente suprimir este tributo. En opinión de estos expertos, según ha señalado, no está justificado un tributo que "discrimina a determinados medios de distribución y provoca un grave daño a la unidad de mercado y la eficiencia del comercio".