Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La duración media de los nuevos contratos, inferior a los dos meses desde las reformas de 2011 y 2012

La duración media de los nuevos contratos laborales se situó en 53,3 días en 2015, menos de dos meses, frente a los 64,3 días registrados como promedio en 2010 antes de que entraran en vigor las reformas laborales del PSOE en 2011 y del PP en 2012.
Además, uno de cada cuatro nuevos contratos que se firmaron en 2015, el 28,1%, tuvo una duración menor inferior a siete días, mientras que hace cinco años sólo representaban el 6%, y ocho de cada diez, hasta 1,5 millones de contratos.
Así lo indica un informe elaborado por la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT), que denuncia que la proliferación de nuevos contratos durante el pasado año lo que en realidad es "un reparto forzoso del empleo y del tiempo de trabajo".
"Lo único que sí han conseguido las reformas es acabar con la dualidad del mercado de trabajo generalizando la contratación temporal y el empleo precario", añade.
El informe se centra en dos sectores especialmente castigados por la temporalidad: la industria y de la construcción. Sobre el primero, recuerda que los contratos han crecido el doble en los últimos cinco años --de los casi 900.000 contratos en 2010 a los cerca de 1,9 millones en 2015--, pero duran la mitad.
CONTRATOS DE POCO MÁS DE UN MES EN LA INDUSTRIA.
Con datos del Ministerio de Empleo, MCA-UGT señala que la duración media de estos contratos es de 57,7 días, frente a los 137,7 días que tenían de media en 2010. Aún más, el sindicato especifica que la mitad de los contratos realizados en la industria en 2015 duraron poco más de un mes (38,3 días).
Según MCA-UGT esta mayor "precarización" se percibe también en un incremento de más del doble de los contratos temporales en la industria, desde los 706.989 contratos en 2010 a los casi 1,9 millones en 2015.
Para cerrar el capítulo del sector industrial, la organización denuncia también que este año se han más que duplicado los contratos de obra y servicio (581.574) respecto a 2010 y casi se han triplicado los eventuales por circunstancias de la producción (983.226), mientras que la duración media de los mismos ha caído un 35,8% y un 55%, respectivamente.
"La mitad de los contratos realizados en la industria en 2015 fueron bajo la figura de eventuales por circunstancias de la producción y tuvieron una duración media apenas superior al mes", remacha el informe.
LOS CONTRATOS CADA VEZ DURAN MENOS EN EL TAJO.
En lo que se refiere al sector de la construcción, caracterizado por su elevada temporalidad fruto del sistema productivo, el 90% de los contratos realizados en 2015 fueron temporales y el 70% por obra y servicio.
Estos porcentajes son prácticamente los mismos que en 2010, sin embargo su duración media ha descendido desde los 98,32 días a los 77,1 días de media.