Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía española podría llegar a crecer hasta un 1,5% este mismo año, según fuentes del Gobierno

Guindos admite que la baja inflación plantea "dificultades" a España y cree que el BCE actuará La economía española podría registrar este año una recuperación mayor de lo previsto y registrar un crecimiento que ya en 2014 podría llegar incluso hasta el 1,5%, según indicaron fuentes del Ejecutivo, que revisará sus perspectivas económicas a finales de abril.
Guindos admite que la baja inflación plantea "dificultades" a España y cree que el BCE actuará
La economía española podría registrar este año una recuperación mayor de lo previsto y registrar un crecimiento que ya en 2014 podría llegar incluso hasta el 1,5%, según indicaron fuentes del Ejecutivo, que revisará sus perspectivas económicas a finales de abril.
No obstante, a este respecto el ministro de Economía, Luis de Guindos, apuntaba este martes que la recuperación de la economía española permitirá un crecimiento "en el entorno del 1%" y la creación de empleo.
"España este año va a tener un crecimiento que, por primera vez desde el inicio de la crisis, va a ser un crecimiento relativamente importante, en el entorno del 1%, y después se va a crear empleo", ha subrayado.
Sin embargo, Guindos admitió que la baja inflación plantea "dificultades" a España por su alto nivel de endeudamiento y se mostró convencido de que el Banco Central Europeo (BCE) actuará.
"Estoy convencido de que el Banco Central Europeo va a actuar", ha dicho Guindos a su llegada a la reunión informal del Eurogrupo. "Yo no veo un problema de deflación en Europa, yo veo un problema de una inflación muy muy reducida, claramente por debajo del 2%", ha explicado. De hecho, en marzo la inflación en la eurozona se situó en el 0,5% y en España registró una tasa negativa del 0,2%.
A su juicio, una inflación tan baja "para España tiene algunas ventajas, como es que permite que con una evolución salarial muy moderada haya ganancias de capacidad adquisitiva y de renta real por parte de los asalariados españoles". "Pero también plantea algunas dificultades. España es un país muy endeudado y ahí una inflación excesivamente baja tiene un impacto que no es siempre positivo", ha agregado.
El ministro de Economía ha resaltado que todos los indicadores adelantados apuntan a que la recuperación se está consolidando. "El primer trimestre va a ser un buen trimestre, creo que va a continuar la recuperación, que incluso se puede fortalecer la recuperación que vimos en el tercer y cuarto trimestre del año pasado", cuando la economía creció un 0,1% y un 0,2%, respectivamente.