Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía estadounidense creció un 2,5% anualizado en el segundo trimestre

La economía de Estados Unidos registró en el segundo trimestre de 2013 un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,5% anualizado, cifra que mejora el 1,1% registrado en los tres primeros meses del año, según informó el Departamento de Comercio en comunicado.
De esta manera, la tercera estimación del PIB del periodo comprendido entre los meses de abril y junio publicada por el Gobierno estadounidense se mantiene sin cambios respecto a la segunda, que mejoró en ocho décimas el incremento del 1,7% recogido inicialmente.
En este sentido, apunta que este dato está basado en una información "más completa" que la que se tenía hace un mes. En concreto, explica que con respecto a lo recogido en la segunda estimación, las características generales del crecimiento económico "siguen siendo en gran medida las mismas".
El Departamento de Comercio destaca que el incremento del PIB en el segundo trimestre refleja principalmente las contribuciones positivas del gasto personal de los consumidores, las exportaciones, la inversión en inventarios privados y la inversión fija residencial y no residencial.
Estas aspectos positivos se vieron parcialmente compensados por las contribuciones negativas del gasto del Gobierno federal. Asimismo, en el periodo comprendido entre los meses de abril y junio se produjo un incremento de las importaciones.
La aceleración del PIB respecto al trimestre anterior refleja principalmente una recuperación de la inversión fija no residencial y las exportaciones, un menor descenso del gasto del Gobierno federal y un repunte del gasto de los gobiernos locales y estatales.
Estos aspectos se vieron compensados en parte por una aceleración de las importaciones y por una desaceleración de la inversión en inventarios privados y el gasto de los consumidores.
El gasto personal de los consumidores, una de las partidas que más contribuye al dato, aumentó en el segundo trimestre de 2013 un 1,8%, cinco décimas menos que en los primeros meses del año, mientras que las exportaciones aumentaron un 8%, en contraste con el descenso del 1,3% del primer trimestre.