Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La economía estadounidense creció más de lo previsto en el cuarto trimestre de 2015

El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos aumentó un 1% en el cuarto trimestre de 2015 en términos interanuales, lo que supone un incremento de tres décimas respecto a lo esperado hace un mes, según ha informado el Departamento de Comercio estadounidense.
Tras esta segunda revisión al alza del dato del periodo comprendido entre octubre y diciembre, el crecimiento de la economía estadounidense disminuye respecto al tercer trimestre, cuando el PIB se incrementó un 2%.
El Departamento de Comercio ha explicado que este dato contiene información "más completa" que la disponible para elaborar el dato publicado en enero y ha indicado que la inversión en inventarios privados ha descendido menos de lo previsto.
El crecimiento del PIB en el cuarto trimestre refleja las contribuciones positivas del gasto personal de los consumidores, la inversión fija residencial y el gasto del gobierno federal.
Estos aspectos se vieron parcialmente compensados por las exportaciones, la inversión fija no residencial y el gasto del gobierno local y estatal, además de la inversión en inventarios privados. Asimismo, se produjo un descenso de las importaciones.
Por su parte, la desaceleración del PIB refleja principalmente la caída del gasto personal de los consumidores, y una disminución de la inversión fija no residencial, del gasto del gobierno local y estatal y de las exportaciones.
Estas contribuciones positivas se vieron parcialmente compensadas por un menor descenso de la inversión en inventarios privados, la desaceleración de las importaciones y una aceleración en el gasto del gobierno federal.
En el conjunto del año, la economía estadounidense creció un 2,4%, el mismo incremento que registró en 2014. El incremento del PIB en 2015 refleja la contribución positiva del gasto personal de los consumidores, la inversión fija no residencial, la inversión residencial fija, la inversión en inventarios privados las exportaciones y el gasto de gobiernos estatales y locales.