Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador alemán destaca el "enorme esfuerzo" del Gobierno de Rajoy con su "política reformista"

Destaca la "similitud" de las reformas aplicadas por España con las puestas en marcha en Alemania en 2003
El embajador de Alemania en España, Reinhard Silberberg, ha destacado este viernes el "enorme esfuerzo" que está realizado el Gobierno que lidera el presidente español, Mariano Rajoy, con su "política reformista" para salir de la crisis, al tiempo que ha considerado que sus medidas van por buen camino y coinciden con las impulsadas por Alemania hace una década para superar la mala coyuntura económica.
"Comprendemos el enorme esfuerzo que representa para el Gobierno español poner en marcha estas reformas políticas (...) y Alemania apoya la política reformista desde el principio", ha afirmado el embajador. "En su momento pasamos por el mismo proceso y pudimos salir (de la crisis)", ha añadido.
"Sin embargo, entre las reformas y las mejoras pasaron dos o tres años. Eso es lo que está pasando aquí", ha aseverado el embajador.
Silberberg ha comparado, por un lado, la situación actual de España, que cuenta con una tasa de desempleo del 25,8 por ciento, con la de Alemania en 2003, con la que "tiene muchas similitudes" y la "agenda reformista" que ha puesto en marcha el Gabinete español es parecida a la que aplicó Alemania entonces.
"Tuvimos que realizar reformas drásticas para salir de la crisis, modificar la Constitución para delimitar las competencias del Estado, cambiar el Derecho laboral, recortar las prestaciones sociales", ha sostenido el embajador, en referencia a la similitud con las reformas políticas que ha dirigido el Ejecutivo español. "Ahora todo depende de que se sigan haciendo esas reformas, que son muy difíciles, pero necesarias", ha reiterado.
El embajador ha hecho hincapié en la "imagen positiva" que arroja España entre la sociedad alemana, "no sólo entre los turistas que vienen a buscar sol y playa" sino entre los empresarios gracias a unos "primeros datos macroeconómicos positivos, muestra de que el ambiente está mejorando".
Asimismo, se ha mostrado "optimista" ante la reducción del déficit prevista para este próximo año en España y ha asegurado que "la economía española está volviendo a crecer".
GRANDES SACRIFICIOS
Ante la oleada de manifestaciones que se han convocado como consecuencia de las políticas reformistas, Silberberg ha recordado que también Alemania vivió esa situación y ha manifestado su comprensión. "Sabemos que a la población se le exigen grandes sacrificios con estas reformas y entendemos que las personas salgan a la calle a protestar", ha advertido. "Todo lo demás sería antinatural".
Silberberg ha manifestado un "profundo respeto" por las consecuencias que está sufriendo la sociedad española a causa de unas "reformas necesarias e ineludibles". "Entendemos el desánimo y la rabia de muchos, a nosotros también nos pisotearon nuestra autoestima", ha recordado.
"Aun así, en Alemania tenemos la impresión de que muchos españoles están convencidos de que las reformas son única solución a la crisis", ha añadido.