Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los plazos de pago entre empresas aumentan hasta los 95 días, según Iberinform y Crédito y Caución

Los plazos de pago del tejido empresarial están empeorando y han aumentado a 95 días en el último ejercicio, según el estudio sobre la 'Situación de los Plazos de Pago en el B2B' de Iberinform y Crédito y Caución.
Según la directora comercial de Crédito y Caución, Marta Nodal, esta evolución sólo puede entenderse en un entorno de insuficiencia de liquidez financiera y capitalización empresarial, puesto que la legislación es cada vez más existente.
El informe analiza la evolución de los préstamos concedidos a empresas que, desde que alcanzaron su máximo anual cercano al billón de euros en 2007, han descendido hasta situarse en niveles actuales, que representan la tercera parte de aquel volumen de liquidez.
El estudio asegura que el 42% de las empresas españolas utiliza el crédito comercial para financiar su actividad, frente al 35% que utiliza el préstamo bancario, la segunda fuente de financiación.
Según el informe, el empeoramiento es "especialmente intenso" en el segmento de la pequeña empresa, que suma cinco días hasta situar su plazo medio de pago en los 93 días. La mediana empresa empeora dos, hasta los 96 y la microempresa se mantiene en 96 días.
La única excepción a la tendencia general es la gran empresa, que recorta en tres días sus plazos de pago, aunque sigue siendo la que cuenta con plazos de pago medios más amplios, unos 115 días.
Por sectores productivos, descienden los plazos de pago en el sector primario, hasta los 93 días, y construcción, hasta 106. El empeoramiento se produce en industria, donde los plazos aumentan a 102, y servicios, hasta 90 días.
El director Comercial y Marketing de Iberinform, Ignacio Jiménez, cree que la falta de liquidez explica en gran medida esta evolución, que es además el principal motivo que aducen la práctica totalidad de las empresas de todos los tamaños y sectores para el retraso en sus pagos.
Por comunidades, la evolución del comportamiento en pagos depende de diversos condicionantes entre los que cabe destacar la composición sectorial. Las comunidades en las que más descienden los plazos de pago son Madrid y Andalucía, con siete días menos. En el otro extremo, el mayor empeoramiento, de doce días, se da en País Vasco.
En cuanto a las previsiones sobre el cierre de 2014 y las expectativas para 2015, el estudio pone de manifiesto que no apuntan un cambio de esta tendencia, que aleja las prácticas del crédito comercial en España del horizonte de los 60 días que trata de impulsar la legislación.