Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 70% de las empresas desaparece tras un siniestro si no están bien aseguradas

Siete de cada diez empresas desaparece tras un siniestro si no están bien aseguradas, según un estudio de Mapfre y Cepyme en el que se pone de manifiesto que más de la mitad de las compañías españolas desconoce los costes que supondría la paralización de su actividad durante un periodo de tiempo significativo.
El estudio, titulado 'Empresas 360° sobre las necesidades de aseguramiento de las empresas españolas', indica que solo tres de cada diez compañías tienen contratada una póliza para cubrir las pérdidas reales sufridas por la disminución del volumen de negocio o aumento del coste de explotación como consecuencia de un siniestro que paralice total, parcial o temporalmente el negocio.
De ellas, el 43% tiene cubiertos los gastos permanentes, el 29,8% recibe una indemnización por cada día que la empresa no esté en funcionamiento y el 27,2% tiene cubiertos tanto los gastos permanentes como el beneficio neto que deja de percibir durante el tiempo que la empresa está paralizada.
El informe, elaborado sobre más de 4.000 empresas españolas con una facturación de hasta 20 millones de euros, revela que otro de los riesgos a los que se enfrentan las compañías es la solvencia de sus clientes.
Una de cada tres compañías no tiene identificada esta circunstancia, a pesar de que el impago es otro de los factores determinantes en la vida y supervivencia de una empresa. Además de los riesgos relacionados directamente con la cuenta de resultados, existen otros a los que se debe prestar atención: entre ellos está, por ejemplo, el hecho de que el 83,7% de las empresas que utilizan compañías de transporte para sus mercancías no dispone de un seguro que cubra los daños que puedan sufrir las mismas, dejando en manos del transportista su aseguramiento.
RECLAMACIONES
Los expertos también destacan que prácticamente el 95% de las empresas tienen contratado algún mecanismo para cubrir la responsabilidad civil derivada de la actividad que desarrollan y alrededor del 85% la relacionada con los accidentes de trabajo y con los daños que puedan causar los productos o servicios que prestan.
Sin embargo, la responsabilidad civil que afecta a los administradores y directivos sólo está cubierta en el 13,9% de los casos. Según el informe, esta circunstancia puede explicarse por el hecho de que en las pequeñas y medianas empresas es muchas veces el dueño quien realiza también la labor de dirección y administración y el desconocimiento de que un empleado o proveedor pueda presentar una reclamación por mala administración, gestión, omisión o negligencia que cause un perjuicio financiero a la empresa.
Por otro lado, se refleja también que en España existe todavía poca contratación de seguros de Salud y productos para la jubilación para los empleados de la empresa. De hecho, sólo el 6,8% de las empresas encuestadas tiene planes de pensiones para sus empleados.
En los casos en los que la empresa tiene en su convenio el compromiso de contar con un plan de pensiones para sus empleados, el 18,7% afirma que no lo tiene externalizado. Igualmente están poco implantados los sistemas de retribución flexible que integran este tipo de beneficios en el salario (15% de los encuestados).
El estudio demuestra que la percepción que los empresarios tienen sobre cómo están cubiertos sus riesgos difiere de la realidad y tienden a ser excesivamente optimistas. Así, uno de cada tres empresarios considera que sus riesgos están muy bien cubiertos y, sin embargo, prácticamente uno de cada tres riesgos empresariales no dispone de una protección adecuada.