Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 60% de las empresas redujo la inversión en formación durante 2013, según Adecco

El 60% de las empresas españolas redujeron la inversión en formación durante el pasado año, frente al 40% que la incrementaron, pese a que en la reforma laboral se incorporó la obligatoriedad de dar 20 horas de permiso para la formación a los trabajadores o la definición de un plan específico de formación para toda la plantilla, lo que hacía pensar en un mayor uso de recursos en este ámbito, según la 'Encuesta Adecco Training'.
El porcentaje más elevado de inversión realizada en 2013 se destinó a habilidades sectoriales y técnicas y las previsiones para 2014 siguen en la misma línea: el 37,8% de los encuestados cree que la mayor parte del presupuesto de las empresas se dedicará a este tipo de actividades, por delante de la prevención de riesgos laborales (23,6%), los idiomas (11,6%) y las habilidades comerciales (10,9%).
Además, para este año se espera que, por primera vez, las empresas consideren entre las inversiones prioritarias las relacionadas con la motivación. El 96% de las compañías consultadas cree que desarrollar un entorno feliz entre los trabajadores mejora la productividad.
MÁS FORMACIÓN INTERNA, AUNQUE NO DE LA MEJOR CALIDAD.
Otros de los resultados de la encuesta de Adecco apuntan a que en 2013, con la crisis aún azotando a las empresas, aumentó hasta el 79% el número de empresas que imparten formación internamente, pese a que uno de cada tres formadores no cuenta con una capacitación real para desempeñar esa tarea.
No obstante, sigue siendo más habitual la externalización de estas tareas, especialmente en las áreas de impartición de la formación (39,5%) y la gestión de la bonificación (26%).
En cuanto a los trabajadores que reciben la formación, el informe detalla que son principalmente los empleados de la producción (operarios, mozos, peones, etc.), con un 36% del total, seguidos de mandos intermedios (29%) y el personal administrativo (22%).
Por otro lado, el 63,8% de las empresas se preocupa por conocer el retorno de la formación impartida a sus trabajadores frente al 36,2% que no lo hace.