Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas españolas intentan conquistar el Golfo Pérsico

La zona del Golfo Pérsico vive una transformación insólita, y las empresas españolas están deseando participar. Por eso, con el monarca van 15 directivos de constructoras, como ACS o Ferrovial, empresas de ingeniería, como Abengoa, y de tecnología, como Indra. Su principal objetivo allí son megaproyectos como el AVE a la Meca que ya construye un consorcio español. Las oportunidades son increíbles. La impresionante ciudad de Abu Dhabi, por ejemplo, aún no tiene metro y está decidiendo quién lo hará por 6000 millones de euros. El proyecto interesa mucho FCC, que ya está ampliando el suburbano de Riad, la capital de Arabia Saudí. Son contratos impensables en cualquier otro lugar del mundo y por eso, el rey hará una gira exhaustiva. Ahora va a Emiratos y Kuwait. En abril a Omán y Bahréin, en mayo Arabia Saudí y, más adelante, Catar. En estos viajes, sin embargo, el rey también se enfrenta a un conflicto: algunas empresas extranjeras están muy enfadadas por recortes del gobierno a las renovables. Por ejemplo, la empresa estatal emiratí Masdar, que construyó esta enorme planta solar en Sevilla y después vio con sorpresa como el gobierno reducía d las primas. Ahora ha demandado a España ante el Banco Mundial. El rey intentará que ese conflicto no afecte al resto de posibles negocios con los Emiratos.