Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las entidades adheridas a la CECA recortan su beneficio un 16,8% en 2015, hasta los 2.950 millones

Los bancos y cajas adheridos a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ganaron 2.950 millones a cierre de 2015, un 16,8% menos que el mismo periodo del año anterior.
Sin embargo, el sector ha conseguido alcanzar un resultado antes de impuestos de 3.148 millones, un 10,7% más que en 2014, y sitúa su rentabilidad sobre activos en el 0,35%, 5 puntos básicos más que el ejercicio anterior.
Según ha informado Ceca, el margen de intereses del sector ha caído un 3,8% en el año, en línea con el recorte registrado por el total activo. Este descenso se enmarca en un contexto de tipos de interés en mínimos históricos.
Por el contrario, los ingresos por comisiones netas aumentaron en 2015 un 4,3%, hasta los 4.521 millones de euros, apoyados principalmente en el crecimiento de los productos fuera de balance. También crecieron los ingresos de la cartera de participadas, que experimentaron una recuperación del 34% en el año, hasta los 555 millones.
En el lado opuesto, se reducen los ingresos vía dividendos en un 6%, hasta los 377 millones, y los resultados por operaciones financieras disminuyen un 7,9%, hasta los 2.647 millones de euros, debido principalmente a las menores plusvalías obtenidas por la venta de carteras de deuda pública.
Las entidades adheridas a la Ceca han reducido su volumen de provisiones y saneamientos un 2,9% respecto al ejercicio anterior. El descenso se localiza en las pérdidas por deterioro de activos financieros (saneamientos de inversiones crediticias principalmente), que disminuyen un 10,8% en el año, como consecuencia de la progresiva reducción del coste del riesgo por parte de las entidades en un escenario de caída de la tasa de morosidad del crédito de más de 2,5 puntos porcentuales.
ASAMBLEA GENERAL
Por otra parte, los máximos representantes de los bancos, cajas y fundaciones adheridas a Ceca se han reunido este martes para celebrar su 109ª Asamblea General, un acto que ha sido presidido por Isidro Fainé en el que se ha analizado el entorno macroeconómico y financiero actual.
Fainé ha destacado que "el buen funcionamiento del sector financiero es crucial para apoyar el proceso de recuperación de la economía española", y ha insistido en que "la banca necesita profundizar en las reformas para garantizar su competitividad y afrontar el reto de la rentabilidad, su principal desafío en el actual entorno de bajos tipos de interés y mayores exigencias de capital".
El presidente de la Ceca ha destacado que la rentabilidad del sector "es la principal fuente de preocupación no sólo en España, sino en la mayoría de las entidades bancarias europeas, entre accionistas y supervisores".
Además, ha hecho hincapié en la necesidad de restablecer la confianza de la ciudadanía en el sector financiero, al tiempo que ha señalado a la banca en la sombra, la digitalización y los nuevos hábitos del cliente multicanal como las principales tendencias que marcarán la futura evolución del sector bancario en los próximos años.
Respecto a Cecabank, Fainé ha recordado que 2016 será el cuarto año de funcionamiento del banco y que, en este periodo, la entidad se ha convertido en líder en Securities Services y otros servicios bancarios, además de en un instrumento para que el sector en su conjunto "siga ganando eficiencia a través de la externalización de procesos bancarios".