Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El número de entidades financieras en España bajó un 9,4% en 2013, frente al descenso del 3,8% de la eurozona

El número de entidades financieras residentes en España registró a lo largo de 2013 un descenso del 9,4% respecto al año anterior, lo que supone la desaparición de 36 entidades, según reflejan los datos publicados por el Banco Central Europeo (BCE).
España, con un total de 345, ocupa el séptimo lugar entre los 18 países de la eurozona por número de entidades financieras residentes, lo que representaba a 1 de enero de 2014 el 5% del total de 6.790 entidades en la zona euro.
En el conjunto del bloque del euro, el número de entidades financieras experimentó en 2013 un descenso del 3,8%, lo que supone la desaparición de 269 en doce meses.
Entre los países de la eurozona, se registraron descensos en 14 de sus 18 representantes. Los mayores descensos relativos correspondieron a Chipre (-25,9%), Grecia (-17,3%), Luxemburgo (-16%), España (-9,4%), Malta (-8,8%) y Francia (-7,3%), mientras que los únicos incrementos se observaron en Eslovenia (+3,6%) y Portugal (+1,3%). En Estonia se mantuvo estable.
En valores absolutos, las mayores caídas en el número de entidades financieras residentes se registraron en Francia (-76), Luxemburgo (-70), España y Chipre (-36).
El BCE destacó que, a pesar de las sucesivas ampliaciones de la eurozona, la cifra de entidades ha dismunido un 31%, el equivalente a 3.066 entidades, desde el 1 de enero de 1999. En el caso de España, este descenso fue del 43,2%, tras la desaparición de 263 entidades.
El caso radicalmente opuesto se aprecia en Irlanda, donde desde 1999 se ha registrado un aumento de 458 entidades, hasta un total de 554 en enero de 2014.
Respecto a la situación del conjunto de la eurozona, Alemania y Francia representaban a comienzos de 2014 el 42% del total de entidades financieras de la región, mientras la suma de Austria, Italia e Irlanda alcanzaba el 30%.