Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prima de riesgo española escala a máximos desde septiembre de 2015, por encima e 140 puntos

La prima de riesgo ofrecida en los mercados secundarios a los inversores por los bonos españoles a diez años en relación con sus homólogos alemanes superaba este lunes los 140 puntos básicos, alcanzando así su nivel más alto desde el pasado mes de septiembre, ante la fuerte bajada del interés ofrecido por la deuda germana.
En concreto, el diferencial entre el bono español a diez años y el 'bund', que había terminado la semana pasada en 137,50 puntos, escalaba este lunes hasta los 144,40 puntos, su nivel más alto desde septiembre de 2015.
La rentabilidad exigida en los mercados secundarios a la deuda española con vencimiento a diez años subía hasta el 1,697% desde el 1,647% del comienzo de la sesión.
El aumento de la prima de riesgo española se explica en gran medida por el significativo descenso experimentado en la rentabilidad ofrecida por la deuda alemana a diez años, que llegaba a caer a un mínimo intradiario del 0,257% desde el 0,301%, su nivel más bajo desde abril del año pasado.
En el caso de los bonos soberanos de Italia con vencimiento a diez años, la rentabilidad alcanzaba el 1,6070% desde el 1,5640%, incrementando así el diferencial en relación al bono alemán equivalente hasta los 133,8 puntos desde los 127,41 de la apertura.
De este modo, el diferencial entre la deuda italiana a diez años y la española se situaba en torno a los 8 puntos básicos, por debajo de los casi 20 puntos alcanzados el día después de las elecciones generales en España del pasado 20 de diciembre. Hace un año, el diferencial entre ambas referencias favorecía a España en unos 16 puntos básicos.
Por otro lado, la prima de riesgo de Portugal subía este lunes hasta 278,10 puntos, frente a los 268,50 puntos de la apertura, con una rentabilidad del 3,027%.
El diferencial favorable a España con respecto a Portugal se ampliaba así hasta el entorno de los 130 puntos básicos, frente a los alrededor de 70 puntos básicos del pasado 21 de diciembre.