Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 1% de los españoles más ricos acumula el 8,2% de la renta de España, por debajo de la media del OCDE

La proporción de renta en manos de los más ricos aumenta en la mayoría de los países de la OCDE en las últimas tres décadas
La proporción de la renta española en manos del 1% más rico de la población ha aumentado desde el 7,5% hasta el 8,2% en las últimas tres décadas, lo que le convierte en uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) donde menos se ha incrementado y lo sitúa por debajo de la media de las principales economías de la organización.
Según recoge un nuevo informe sobre el reparto de la renta en el mundo, en el conjunto de los principales países de la OCDE los ciudadanos más ricos han pasado de acaparar el 6,5% de la renta total en 1981 al 9,7% en 2010-2012.
Especialmente relevante ha sido la subida en Estados Unidos, donde el 1% más rico acaparaba en 2012 el 19,3% del total de la renta, frente al 8,2% de 1981, mientras que en Reino Unido ha subido del 6,7% al 12,9%.
De hecho, la OCDE apunta que incluso en países donde existe tradición de una distribución más igualitaria de los ingresos, como Finlandia, Noruega o Suecia, la proporción de renta en manos de ese 1% ha aumentado un 70%, hasta alcanzar alrededor del 7% y 8% del total.
Por el contraste, los más ricos vieron incrementar mucho menos su proporción de renta respecto al total en algunos países europeos continentales, como Francia (del 7,6% al 8,1%), Países Bajos (del 5,9% al 6,3%) y España.
La OCDE destaca que esta proporción ha aumentado en la mayoría de los países miembros en las últimas tres décadas como consecuencia de que ese 1% ha acaparado una parte "desproporcionada" del crecimiento general de los ingresos en este periodo, por ejemplo un 37,3% en Canadá y un 46,9% en Estados Unidos.
En el caso de España, el 1% más ricos acaparó el 10,1% del crecimiento de la renta entre 1975 y 2007, mientras que la población comprendida entre el 1% y 10% más rica se quedó con el 20,1% de ese incremento.
El resto de la población acaparó el 69,8% del incremento de la renta, uno de los porcentajes más altos junto con Dinamarca (89,8%), Portugal (75,1%) o Suecia (71,8%) y que contrasta con el 18,1% de Estados Unidos.
En este contexto, la OCDE señala que la renta de los hogares más pobres no ha mantenido el mismo crecimiento que la general y no se encuentra en situación mucho mejor de lo que estaba a mediados de los 80.
"Excluyendo el 1% más rico de la población, las tasas de crecimiento de la renta es considerablemente más baja en muchos países, razón por la que tantas personas no han sentido que sus rentas hayan aumentado en línea con el crecimiento económico general", añade.
El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, advirtió de que sin una acción política concertada, la brecha entre ricos y pobres "es probable" que crezca aún más en los próximos años. "Por lo tanto, es aún más importante garantizar que los que más ganan contribuyan con su parte correspondiente de impuestos", añadió.