Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 52% de los jóvenes españoles cree que cambiará de trabajo en los próximos años, según Deloitte

Los jóvenes españoles son los más leales a sus empresas, solo por detrás de los belgas, ya que el 52% de los jóvenes españoles cree que cambiará de trabajo en los próximos años, frente al 64% de Estados Unidos o el 71% de Reino Unido, de acuerdo con el Estudio Millenial Survey 2016, realizado por Deloitte.
El 44% de los encuestados, jóvenes nacidos antes de 1982 procedentes de 29 países, tiene intención de dejar su actual puesto de trabajo en los próximos dos años, un porcentaje que se eleva hasta el 66% si se les pregunta por sus expectativas para 2020.
Entre los 'millennials' que desean cambiar de puesto de trabajo en los cinco próximos años, el porcentaje es mayor en jóvenes que proceden de países con economías emergentes (69%) que en los procedentes de los países desarrollados (61%), pero existen excepciones, como Reino Unido o Estados Unidos, que confirman que no se trata de una cuestión meramente económica.
De acuerdo con el informe, la necesidad de mayor flexibilidad, la conciliación personal y profesional y los valores corporativos son factores que han ganado peso a la hora de tomar decisiones en cuanto a elegir un lugar de trabajo.
En este sentido, el 44% de los 'millennials' ha rechazado en alguna ocasión un puesto de trabajo por no coincidir sus valores con los de la empresa, mientras que el 56% ha descartado de manera definitiva trabajar con determinadas compañías por cuestiones éticas o morales.
El 73% de los encuestados califica de positivo el impacto de las empresas en la sociedad y el porcentaje de jóvenes que considera que las empresas tienen, en general, un comportamiento ético se ha elevado al 58%. Sin embargo, la mayoría de los consultados desearía que las compañías se centraran más en las personas (empleados, consumidores y sociedad), en los productos y en su propósito final que en los beneficios y el 87% considera que el éxito de una compañía no debería medirse sólo por criterios financieros.
Otra de las cuestiones más demandadas y más populares entre los jóvenes es disponer de mayor flexibilidad laboral, tanto en lo que respecta a horarios como en lo relativo al lugar de trabajo, según el estudio. Un 88% de los entrevistados desearía tener libertad para comenzar y concluir la jornada laboral y el 67% tiene esa opción. Al 75% de los jóvenes le gustaría trabajar fuera de la oficina, pero sólo el 43% tiene la posibilidad de hacerlo.
Por otra parte, el 70% de los jóvenes considera que compartir los valores personales con los corporativos es fundamental. De hecho, entre los aspectos que más influyen a la hora de tomar decisiones relacionadas con el trabajo los valores son el primer factor.
Pese a que el 77% de los consultados considera que tiene el control de su carrera profesional, la mayoría de los jóvenes desearía dedicar más tiempo a desarrollar sus habilidades profesionales, así como que los 'seniors' de las empresas invirtieran tiempo y esfuerzo en programas de formación y asesoramiento a los empleados de menor categoría o recién incorporados (programas de 'mentoring').