Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 32% de los españoles se define como tradicional a la hora de comer y un 18% asegura ser 'foodie'

El 60% asegura que le gusta probar restaurantes diferentes y originales
El 32% de los españoles reconoce ser tradicional y casero a la hora de definir sus preferencias culinarias, mientras que un 28% asegura ser 'gourmet' para comer siempre lo mejor y sólo el 18,3% se define como 'foodie' y dice aprender siempre de la comida, según se desprende del estudio de 'Tendencias y nuevos hábitos en el consumo de carne y hamburguesas: la revolución gastronómica', realizado por Lavaca.
En concreto, el 70% de los encuestados reconoce que en la actualidad existe una revolución gastronómica, y que sus gustos y decisiones a la hora de sentarse a la mesa van más allá.
Detrás de estos perfiles más habituales se encuentran el 'sibarita' y el 'hipster'. Así, un 9,5% se considera 'sibarita' porque a la hora de comer quiere "la mejor degustación ligada a un entorno especial y exclusivo", mientras que un 7% se define 'hipster' porque "le gusta lo 'vintage', alternativo e innovador".
Más de la mitad de los encuestados está muy de acuerdo con que en los últimos años, con la aparición de restaurantes gourmet, su percepción sobre ciertos alimentos que antes eran más asociados al 'fast food', como las hamburguesas, ha cambiado hacia una visión más cercana a la cocina sofisticada y de calidad.
Por otro lado, un 60% reconoce que cuando sale a comer o a cenar prefiere o no le importa probar restaurantes más originales y de diseño, frente al 40% que elige casi siempre restaurantes tradicionales.
El responsable de Lavaca, Alfonso Valero, ha reiterado que el estudio constata que cada vez "hay más conciencia en torno a una revolución gastronómica". "El influjo de los chefs 'estrellas' y de la constante innovación, la gran variedad de ofertas para todos los gustos y el propio placer de la gastronomía hace que estemos en una época dorada para el sector", ha indicado.