Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles, los inversores que más confían en el Estado para financiar su jubilación a nivel mundial

Los españoles son los inversores que más confían en el Estado como fuente de ingresos en su jubilación a nivel mundial, ya que consideran que un 39,1% de sus rentas provendrán del sistema público de pensiones, de acuerdo con el Estudio Global de Inversión 2016 de Schroders.
Según el informe, los españoles creen que el 17,2% de sus ingresos en la jubilación provendrá de ahorros e inversiones personales, el 13,1% de una pensión personal, el 9,7% del patrimonio familiar y el 8,9% de planes de pensiones de empresa.
Otras fuentes de ingresos durante la jubilación son, según los españoles, las rentas de inmuebles (5%), un trabajo a media jornada (3,4%) o liberar liquidez de un inmueble (2,3%).
Así, el porcentaje de ingresos para la jubilación en España que probablemente provengan de las pensiones públicas es un 39,1%, el más elevado a escala global y en Europa seguido por Alemania (36,3%), según el estudio.
De media, los inversores europeos prevén obtener sus ingresos para la jubilación mediante tres vías principales: el sistema público de pensiones (26,8%), su plan de pensiones de empresa (19,5%) y sus propios ahorros e inversiones (17%).
Las contribuciones previstas de los planes de pensiones de empresas en España son las menores de Europa, junto con Rusia (8,7%), de acuerdo con el estudio.
Por edades, los 'millennials' españoles consideran que el porcentaje medio de su pensión que procederá de la pensión pública es inferior (27,8%) que el de los mayores de 36 años (43,7%). Sin embargo, los jóvenes esperan que los planes de pensiones de empresa aporten más (13%) de lo que esperan los mayores de 36 años (7,2%)
COMPLEMENTAR LA PENSIÓN, UN MOTIVO PARA INVERTIR
Entre los principales motivos para invertir, los españoles citan el complemento de su pensión de jubilación (43%), junto con reinvertir las rentas, hacer crecer la cartera (44%) y complementar el salario o ingresos (46%). Los españoles reconocen que podrían vivir alrededor de dos décadas (19,2 años de media) tras jubilarse, algo por debajo de la media europea (20,2 años de media).
De acuerdo con el estudio, los 'millennials' españoles parecen tener menos motivos para invertir para la jubilación, ya que solamente el 36% eligió este motivo, siendo el más probable complementar el salario o los ingresos (47%). Es decir, que los 'millennials' prefieren invertir para cubrir necesidades financieras inmediatas en lugar de para percibir beneficios a largo plazo.
La gestora determina que la falta de planificación complementaria de la jubilación podría derivar en una pensión insuficiente, por lo que la inversión desempeñará un papel importante a la hora de completar los ahorros para la jubilación.
Por otro lado, el estudio determina que las expectativas de rentas y los rendimientos a largo plazo que barajan los inversores españoles parecen "claramente desmesurados, en línea con los datos europeos".
A nivel europeo, la media de rentas que desean percibir los inversores asciende al 7,9% y a los españoles, de media, les gustaría percibir unas rentas del 8,5%. Dados los tipos de interés en mínimos históricos vigentes en muchos países, es probable que numerosos inversores europeos, especialmente los españoles, se lleven una decepción, según la gestora.
Además, de media los inversores españoles mantienen su inversión menos tiempo que en otros países, con un horizonte de inversión de poco más de dos años (2,2), en comparación con los 3,3 años de Europa. Un tercio de los españoles encuestados presenta una visión muy a corto plazo y mantiene sus inversiones hasta doce meses.
El estudio determina, además, que los 'millennials' españoles son aún más cortoplacistas (1,8 años) que los inversores mayores de 36 años (2,4 años).
Por último, el estudio concluye que el 62% de los inversores españoles recurriría a un asesor financiero la próxima vez que tuviera que tomar una decisión de inversión, el porcentaje más alto de Europa (48%), seguido por los italianos (59%).
"Debido a las presiones demográficas, al alargamiento de la esperanza de vida y a los altos niveles de endeudamiento de los Estados, es probable que con la planificación actual de los inversores, estos se encuentren con que no han ahorrado lo suficiente", ha afirmado la directora general de Schroders para España y Portugal, Carla Bergareche.