Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bancos españoles reducen un 19% su beneficio en el primer trimestre, hasta los 2.958 millones

Los depósitos crecen a un ritmo del 7,1%, tres puntos porcentuales más que los créditos
El resultado atribuido de los grupos bancarios españoles se redujo un 19% en el primer trimestre del año, hasta los 2.958 millones de euros, según ha informado la Asociación Española de Banca (AEB).
La patronal bancaria indica que los peores resultados obtenidos por la venta de activos, que se han concretado en pérdidas en los activos no corrientes, son una de las causas de esta reducción. La rentabilidad sobre activos también desciende desde el 0,59% del año anterior al 0,45% del primer trimestre de 2016.
Los grupos bancarios españoles han conseguido reducir su morosidad al 6%, con un nivel de cobertura del 64%, frente al 60% del ejercicio precedente.
El margen bruto también se ha visto reducido debido al incremento más moderado de los componentes recurrentes, lo que ha provocado que la rentabilidad sobre activos medios disminuya en 4 puntos básicos el margen de intereses, hasta situarse en el 2,12% sobre activos totales medios (ATM) en tasa anual, y en otros tantos puntos básicos en los ingresos netos por comisiones, que representan el 0,65% de los ATM.
La AEB también precisa que los menores resultados obtenidos por las diferencias de cambios y por operaciones financieras, que en 2015 fueron "inusualmente elevados", restan otros 20 puntos básicos a la rentabilidad sobre activos del margen bruto y lo sitúan en 20.035 millones, un 3,4% inferior al de un año antes.
MENORES DOTACIONES Y PROVISIONES
Los gastos de explotación crecen a un ritmo anual del 2,5%, inferior al incremento del balance, mientras que las menores dotaciones y provisiones permiten mantener el resultado de la actividad de explotación en 5.315 millones de euros, prácticamente igual que un año antes.
El agregado de los balances consolidados de los grupos bancarios españoles asciende a cierre del primer trimestre a 2,6 billones de euros, un 2,6% más. Los depósitos de la clientela, por su parte, se han incrementado en más de 91.000 millones de euros (+7,1%), mientras que los créditos lo han hecho en 59.000 millones (+4,1%).
El patrimonio neto contable, a pesar del aumento en fondos propios e intereses minoritarios en 12.000 millones de euros entre ambos conceptos, se reduce un 0,8% anual por la disminución de las plusvalías latentes correspondientes a activos financieros disponibles para la venta contabilizadas en cuentas de patrimonio y el incremento de las diferencias negativas de cambio.
La ratio de solvencia en términos CET1 se mantiene en el 12,1%, un nivel similar al de marzo de hace un año.
ESTADOS FINANCIEROS INDIVIDUALES
Si se tiene en cuenta el balance individual, los bancos españoles redujeron un 11% sus resultados, hasta los 2.004 millones de euros. Sin embargo, pese al inusual escenario de tipos, el margen de intereses se ha mantenido en niveles similares a los del primer trimestre de 2015, hasta los 3.254 millones.
También se mantiene el nivel de comisiones netas obtenidas, que suman 1.428 millones de euros y aumentan su aportación a la cuenta de resultados en un punto básicos sobre activos totales medios.
El resultado de la actividad de explotación se mantiene en cifras similares a las del año pasado, tanto en valores absolutos (2.546 millones) como en rentabilidad sobre activos totales medios (0,7%).
La morosidad también mejora en este caso y se situaba en el 10,54%, con una cobertura del 57%, a cierre de marzo, "bastante inferior" al 12,8% del primer trimestre de 2015, en el que la cobertura alcanzó el 58,7%.