Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La especulación del crudo

El 2 de enero se traspasó una barrera casi mítica. El barril de Brent superaba, por primera vez en la historia, los 100 dólares. Esa barrera se ha quedado pequeña y desde entonces el listón se ha superado una y otra vez. El último récord, hoy mismo, sitúa el precio del Brent en los 131 dólares. 
Los gurús del mercado dicen que esto no se ha acabado aquí. En la segunda parte del año, anuncian, veremos el petróleo en los 141 dólares. Si se cumplen los pronósticos el encarecimiento rozará el 50 por ciento. El mismo que sufrió en 2007.
La pregunta es ¿qué ha cambiado en el último año y medio para este triple salto mortal?. Las respuestas son variadas. China e India cargan oficialmente con el 'muerto'. Sus necesidades energéticas han disparado la demanda de un producto que no es infinito. Europa y Estados Unidos tampoco han bajado sus exigencias. Pero siendo rigurosos, esta situación no ha variado sustancialmente en los últimos meses como para justificar este tirón de los precios.
Entonces qué está pasando realmente. Los analistas consultados lo tienen claro: "Hay algo de especulación seguro" nos dice Miguel Jiménez de Renta 4.. El problema es que no se sabe qué porcentaje de la subida se le puede atribuir. José Carlos Díez de Intermoney va más allá y habla de que 'hay una burbuja', que por lo tanto, puede estallar en cualquier momento. "El petróleo puede subir a 180 dólares? Sí, y bajar a 80? Sí". Vamos, que puede pasar de todo porque cuanto más caro el riesgo es mayor si en un momento dado, ese crudo no encuentra comprador.
El precio del crudo bajará

Para consuelo de todos, las predicciones de los analistas apuntan a que, a corto plazo, el precio del crudo bajará. ¿Cuánto? Hay quien apuesta a que, al menos, volverá a cotizar por debajo de los 120 dólares. Pero en el mercado del petróleo, 2+2 no siempre son 4.

Los precios máximos del petróleo arrastran sin remedio los de los carburantes. En nuestro país, tanto el gasóleo como la gasolina han marcado esta semana su cuarto récord consecutivo. El precio del litro de diésel está en 1,21, un 27,6 por ciento más caro que hace un año. La gasolina se sitúa en 1,18 euros por litro, un 9,7 por ciento más.