Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca estadounidense supera los test de estrés de la Reserva Federal

Los principales bancos de Estados Unidos, entre los que se incluyen Santander y BBVA, han superado los requisitos de capital y crédito establecidos por la Reserva Federal estadounidense (Fed), según los resultados de los test de estrés realizados por la institución norteamericana.
En un comunicado, la Fed indica que las mayores corporaciones financieras del país continúan incrementando sus niveles de capital y mejorando la calidad del crédito, por lo que están afianzando su habilidad para conceder crédito a hogares y empresas durante una hipotética recesión.
En el peor de los escenarios planteados por la Fed --una recesión global con la tasa de desempleo creciendo cinco puntos porcentuales-- la Fed pronostica que los 33 principales bancos del país, que poseen más del 80% de los activos bancarios estadounidenses, perderían un total de 526.000 millones de dólares (471.379 millones de euros) en nueve trimestres.
Así, el Tier 1, la ratio entre el capital de mayor calidad y el capital riesgo, caería del 12,3% registrado en el cuarto trimestre de 2015 hasta el 8,4%, por encima del 4,5% que exige la Fed.
Ante esta situación, las divisiones estadounidenses de Santander y BBVA sumarían pérdidas en créditos por valor de 5.500 millones de dólares (4.929 millones de euros) y 3.100 millones de dólares (2.778 millones de euros), respectivamente.
En el caso de una recesión menos grave, la Fed pronostica que el Tier 1 agregado de los bancos sometidos al test de estrés se reduciría en 1,8 puntos porcentuales, hasta el 10,5%.
La institución presidida por Janet Yellen añade que, desde 2009, los 33 mayores bancos estadounidense han incrementados sus fondos propios en un total de 700.000 millones de dólares (627.314 millones de euros).