Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cumbre europea se cierra "en falso" por la falta de solución a Grecia y al paro de España, según Esade

El ex decano y profesor de finanzas de Esade, Robert Tornabell, ha considerado que la cumbre de la zona euro se ha cerrado "en falso" porque no se ha resuelto la posible quiebra de Grecia ni el desempleo en España, según informa la institución en un comunicado.
Respecto a España, Tornabell alertó de que la creación de empleo es el principal problema del país y que se necesita "una flexibilidad máxima" para recuperarlo.
Por otro lado, el profesor de Esade afirmó que "no son previsibles quiebras en bancos españoles" a pesar de que la Unión Europea (UE) haya acordado exigirles un capital adicional de 26.000 millones de euros. "Los mercados seguirán muy volátiles", auguró.
En cuanto al pacto que conlleva un recorte del 50% de la deuda griega en manos de la banca privada, Tornabell explicó que esta quita no permitirá que el país heleno salga de la crisis con facilidad, aunque "al menos podrán hacer frente a los próximos vencimientos de la deuda".
Por ello, apuntó que la situación del país heleno "no se ha resuelto del todo", ya que se tendría que haber aplicado una quita del 60%. Algo que a su juicio, será fruto de un pacto que "al final será obligatorio".
De lo contrario, Tornabell aseguró que "si aprietan demasiado a Grecia podría producirse una quiebra desordenada que contagiaría primero a Italia y posiblemente a España".
Por este motivo, para el profesor es necesario que colabore el sector privado (bancos, fondos de inversión, compañías de seguros y reaseguradoras) y que los rescates no recaigan sobre los contribuyentes.
Respecto al pacto de recapitalización de los 70 principales bancos europeos con 106.000 millones de euros y la potenciación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), Tornabell opina que era una medida "necesaria".
Por último, Tornabell asegura que la Unión Europea (UE) "va por el buen camino", ya que camina "hacia un modelo alemán" que incluye un plan "muy rígido" que requerirá más esfuerzos para conseguir crecer sin perder la estabilidad".