Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La expectación ante el test de solvencia hace que la bolsa española suba el 0,83 por ciento

Interior de la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
La expectación que ha generado la publicación de las pruebas de solvencia de la banca europea, y la confianza puesta en que los bancos españoles podrían haber pasado estos test, ha hecho que la bolsa española subiera hoy el 0,83 por ciento y se quedase a las puertas de los 10.400 puntos.
Así, el índice de referencia de la bolsa española, el Ibex-35, avanzó 85,30 puntos, equivalentes al 0,83 por ciento, hasta 10.388,20 puntos, con lo que las pérdidas anuales se reducen al 13 por ciento. En la semana, la bolsa española ha subido el 3,97 por ciento.
La bolsa española comenzaba la sesión en negativo, aunque ya a mediodía cambiaba la tendencia a la espera de la publicación de las pruebas de solvencia de la banca europea, que se conocerán una vez haya cerrado el mercado.
Y es que durante todo el día, se han ido conociendo nuevos datos sobre estas pruebas que analizan la solvencia de las entidades en situaciones de crisis.
Varios han sido los comentarios que se han hecho al respecto, como el del miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González-Páramo, quien ha afirmado que no le cabe "ninguna duda" de que el impacto de las pruebas de solvencia del sistema bancario europeo será "muy positivo para los mercados, los supervisores y las propias entidades".
Además de Páramo, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, aseguró hoy que la banca española y el sistema financiero de nuestro país están "a la altura" o son "incluso mejor" que los del resto de Europa, y confía en que los resultados de las pruebas de solvencia así lo demuestren.
También ayudó a la bolsa española la tendencia positiva de EEUU, que se decantaba por las ganancias gracias a algunos resultados trimestrales favorables y también a la espera de conocer datos del test de solvencia europeo.
Otro dato favorable es la confianza empresarial de Alemania, que registró en julio la mayor subida desde la Unificación alemana por la notable recuperación de la economía y las perspectivas de exportaciones.
En Europa, casi todos los parqués registraron ligeros avances, menos Londres que bajó también de forma leve.
En España, todos los grandes valores del Ibex subieron: Santander se revalorizó el 1,34 por ciento; Repsol YPF, el 1,14 por ciento; Telefónica, el 0,36 por ciento; BBVA, el 0,95 por ciento e Iberdrola, el 0,59 por ciento.
OHL fue la cotizada que más subió, el 3,82 por ciento, seguida de Iberia, con el 3,21 por ciento y Gamesa, con el 2,75 por ciento e Inditex, el 2,50 por ciento.
Por el contrario, las que más bajaron fueron Abertis, el 3,71 por ciento, Bankinter y Banco Popular, ambas con el 0,71 por ciento.
En el mercado continuo, destacó la subida de Funespaña, el 11,56 por ciento, seguido de Sniace, con el 5,85 por ciento, mientras que por el contrario, la constructora San José fue la que más bajó, el 7,14 por ciento, el mismo porcentaje de Fergo Aisa.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo se mantuvo sin variación en el 4,352% en tanto que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 3.490 millones, de los que cerca de 500 millones procedieron de operaciones efectuadas por inversores institucionales.