Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los expertos ven "decepcionantes" las palabras de Draghi, pero piden cautela ante la posible petición de ayuda

Los expertos han coincidido en que la comparecencia del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, "ha sido decepcionante", aunque han abogado por esperar a las próximas semanas para pronunciarse acerca de de la posibilidad de que España pida al fondo de rescate europeo que compre bonos.
La analista de Renta 4 Nuria Álvarez ha calificado de "decepcionante" la comparecencia del presidente del BCE, aunque cree que, en parte, "era lo esperado". Álvarez considera que los mercados han reaccionado como se preveía "en la medida que Draghi no ha cumplido con las expectativas tan altas que había generado". "Lo que ha ocurrido es que, simplemente, el supervisor europeo no ha querido tomar cartas en el asunto", ha afirmado.
Victoria Torre, de Selfbank, ha afirmado que las palabras de Draghi "han sido tan negativas por todo lo que dijo la pasada semana". En su opinión, si el presidente del BCE no hubiese anunciado que haría todo lo que estuviese en su mano para salvar el euro, "el mercado incluso habría reaccionado bien, porque ha dicho que estudia medidas no convencionales para relajar los diferenciales de deuda".
A su parecer, esta última idea "puede ser un paso adelante, aunque habrá que esperar a ver cómo discurren las próximas semanas". En cuanto a la bolsa, Torre cree que volverá la volatilidad, "que nunca se fue", y que los mercados se ajustarán y retornarán a los niveles en los que estaban antes de la semana pasada.
Por su parte, el asesor económico senior para la eurozona de Ernst & Young Eurozone Forecast, Tom Rogers, ha destacado que la falta de acción política inmediata por parte del BCE para hacer frente a las tensiones que afectan a los mercados financieros de la Eurozona es "decepcionante, pero no sorprende del todo".
Por último, Morgan Stanley ha reconocido que la postura adoptada por Draghi es la que se temía el banco. "El BCE ha lanzado ahora la pelota al tejado de los países para que pidan ellos que entre en acción el fondo de estabilidad". Además, la entidad piensa que el supervisor ha dejado la puerta abierta a una nueva rebaja de los tipos de interés en septiembre.
CAUTELA ANTE EL RESCATE
Renta 4 ha apostado por esperar a ver cómo reaccionan los diferenciales de deuda de los países periféricos durante las próximas semanas. Según Nuria Álvarez, "lo importante es ver si España se puede seguir financiando en los mercados exteriores".
"De momento, lo está haciendo, aunque a un interés alto. Si llega un punto en el que no puede financiarse, entonces el Gobierno sí debería pedir al fondo de rescate que compre deuda", ha apuntado.
En cuanto a la posibilidad de que España pida de nuevo ayuda a Europa, Selfbank considera que "puede que esas medidas no convencionales tengan algo que ver, ya que, al insistir tanto en que los países sean los que den el primer paso, quizá se pueda plantear que esa ayuda no exija más condicionalidad".
"Aunque el Gobierno se está resistiendo a acudir de nuevo a la UE, si la prima de riesgo vuelve a desbocarse y el bono alcanza niveles insostenibles, algo tendrá que hacer", ha aseverado Torre.
Rogers cree que las palabras del presidente del supervisor europeo acerca de que varios comités del BCE se encargarán de examinar la forma en que se podrían reducir los costes de los préstamos a los países "es el mejor acuerdo que podría alcanzarse en este contexto".
No obstante, el experto ve "poco probable" que las posturas de los que "se encuentran en un callejón sin salida" y los que se oponen a ese tipo de medidas se encuentren, "por lo que los países de la zona euro siguen en riesgo de que vuelva a haber un repunte de los costes de endeudamiento".