Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cada fábrica de cemento en España aporta 17,2 millones al año a la economía de su entorno

Cada fábrica de cemento radicada en España aporta 17,2 millones de euros de media anual de valor añadido bruto a la economía de su entorno, según el estudio sobre la RSE en el sector cementero elaborado por Forética y Fundación CEMA.
Según el informe, el primero de este tipo elaborado por la industria cementera, la actitud de colaboración de este sector en el desarrollo económico y social de las comunidades en las que opera no es nueva, ya que esta industria cuenta con numerosos ejemplos de acciones de compromiso con el entorno, "mucho antes de que se acuñara el término de responsabilidad social empresarial".
El estudio señala como puntos fuertes de la industria cementera un fuerte arraigo a nivel local, el compromiso con las iniciativas externas de RSE, la implantación generalizada de sistemas de gestión de calidad, medio ambiente y prevención de riesgos laborales, el fuerte potencial del sector a la hora de aprovechar los residuos no reciclables y su seguridad gracias a los bajos índices de siniestralidad laboral.
Por otra parte, el estudio indica las áreas de mejora de esta industria, como la necesidad de elevar el conocimiento del sector por parte de la sociedad en general, potenciar las estructuras internas de gestión de la RSE y desarrollar en algunas empresas del sector políticas y estrategias de gestión en este ámbito.
El estudio aborda también las claves para la sostenibilidad del sector cementero español, que pasan por su peso real en la economía y su valor estratégico, las ventajas del cemento y sus derivados como material de construcción, el fuerte compromiso de permanencia de esta industria en las comunidades en las que opera y su apuesta firme por la sostenibilidad, tanto en la reducción de emisiones, como en la sustitución de combustibles y materias primas por residuos no reciclables, entre otras.
La realización de este estudio "pone de manifiesto el compromiso a largo plazo de la industria del cemento con la RSE", ha afirmado el presidente de Oficemen y de la Fundación CEMA, Jaime Ruiz de Haro, en la presentación del estudio.
"LOS ACCIONISTAS NO SON EL ÚNICO GRUPO DE INTERÉS"
Por su parte, el secretario general de CCOO de Construcción y Servicios y vicepresidente de la Fundación CEMA, Vicente Sánchez, ha indicado que las empresas del sector cementero "entendieron hace tiempo que sus accionistas no eran su único grupo de interés", sino que "también había que responder a las demandas de las organizaciones sindicales, de las administraciones públicas, de las plataformas vecinales, de las organizaciones no gubernamentales".
"El desarrollo de la RSE es un factor de equilibrio entre la creación de riqueza, la generación de más y mejores empleos, la protección del medio ambiente y el progreso de la cohesión social y la equidad", ha añadido en el secretario general de MCA-UGT, Federación de Industria, y vicepresidente de Fundación CEMA, Carlos Romero.
En la presentación ha estado presente también el eurodiputado del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo y expresidente de la subcomisión de RSE en el Congreso de los Diputados Ramón Jáuregui Atondo, que ha clausurado el acto.