Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fraude en cajeros automáticos creció un 149% en 2008

El rápido crecimiento del número de cajeros automáticos, combinado con ataques más sofisticados y el incremento e innovación de técnicas de fraude, son, entre otras, las principales causas que han originado este rápido aumento. Por esta razón, la asociación ha hecho un llamamiento a los consumidores para que sean más conscientes de los riesgos existentes y tomen precauciones para evitar convertirse en víctimas del fraude.
El dinero en efectivo obtenido a través del fraud en cajeros continua siendo el método preferido por los delincuentes que obtienen los números PIN con una amplia gama de técnicas que van desde el 'shoulder surfing' (mirar el PIN que se inserta en el cajero mirando por encima del hombro) a técnicas de 'skimming complejo' (instalación de distintos mecanismos en el lector de tarjetas para clonar la tarjeta).
Asimismo, las bandas criminales organizadas también están utilizando sofisticadas técnicas de 'phishing' y piratería en los sistemas informáticos de los bancos y los sitios web para obtener información de cuenta y PIN.
Entre los consejos que ofrece esta asociación, en colaboración con S21sec, se encuentra la elección de un buen cajero automático; no utilizar los cajeros automáticos que contengan algún tipo de señalización adicional o de advertencias; tratar de usar los cajeros automáticos situados dentro de las entidades bancarias y no utilizar los cajeros automáticos independientes o fuera de las oficinas bancarias.
Asimismo, recomiendan utilizar los cajeros automáticos que estén a la vista y bien iluminados y tener cuidado con los extraños y comprobar que se encuentran a una distancia razonable.
Además, aconsejan a los consumidores examinar con frecuencia su extracto del banco e informar inmediatamente de cualquier actividad sospechosa.
Algunos consejos