Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobernador del Banco de España con Aznar acude el martes a la comisión de cajas del Congreso

Será el segundo cargo en comparecer en la Cámara Baja, que ya escuchó el pasado día 12 el testimonio de su actual sucesor, Luis María Linde
El gobernador del Banco de España durante la Presidencia de José María Aznar y actual gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, en sus siglas en inglés), Jaime Caruana, comparecerá este martes en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, la quiebra de las cajas y el rescate bancario.
La comisión tiene por objeto analizar un periodo que va desde el año 2000, para incluir la eclosión de la llamada 'burbuja inmobiliaria', hasta el presente, pasando por el rescate financiero europeo de las cajas, y ha comenzado a analizar el origen de la crisis económica, el primero de los seis bloques en los que ha dividido los trabajos.
Caruana será el segundo alto cargo que desfilará por la comisión, tras el testimonio de su actual sucesor al frente del supervisor bancario, Luis María Linde, que 'estrenó' el pasado 12 de julio la ronda de comparecencias.
Linde reconoció que la institución "no anticipó" la intensidad de la recesión originada por la crisis financiera y manifestó que un enfoque "más enérgico" podría haber ahorrado fondos públicos. Asimismo, calificó como demasiado "optimistas" las pretensiones a la hora de salir de la crisis por parte de las autoridades aquellos años, ya que cree que "hubo errores de apreciación en cómo corregir los desequilibrios de la burbuja inmobiliaria".
LOS AÑOS DE LA BURBUJA Y UNA ADVERTENCIA.
Jaime Caruana fue nombrado gobernador del Banco de España en julio del año 2000, cuatro meses después de las elecciones de marzo en las que el PP obtuvo mayoría absoluta, en sustitución de Luis Ángel Rojo, que había estado al frente de la institución bajo gobiernos del socialista Felipe González y en la primera legislatura de Aznar.
Su mandato coincide precisamente con uno de los períodos que la comisión tiene encomendado investigar, los años en los que se desarrollaron las burbujas de crédito y el 'boom' inmobiliario, señalados como grandes responsables de la crisis que años después golpearía a la economía española.
En mayo de 2006, semanas antes de que su mandato concluyera, la asociación de inspectores del Banco de España envió una carta al Ministerio de Economía en la que, además de cargar contra la gestión de Caruana, atribuía al "desmedido crecimiento del crédito bancario" como "una de las causas principales de la extraordinaria subida del precio de los inmuebles".
En la misiva --que anticipaba años atrás que "el número de familias que tendrá que afrontar serias dificultades para hacer frente a sus compromisos financieros crecerá de forma alarmante"-- los inspectores acusaban a Caruana de "pasividad" durante su mandato y "falta de determinación" para exigir "rigor" a las entidades financieras "en la asunción de riesgos".
MÁS COMPARECENCIAS EN SEPTIEMBRE.
Caruana será el último compareciente que recibirá la comisión de manera extraordinaria este mes de julio, y ya en septiembre se reanudarán los trabajos de la comisión con las comparecencias de José Viñals, quien fue nombrado subgobernador del Banco de España por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero; Julio Rodríguez López, expresidente del Banco Hipotecario de España, y Ángel Vilariño Sanz, doctor en Económicas, a instancias de Unidos Podemos.
En su última reunión, la comisión pactó el calendario de trabajo que seguirán durante los próximos meses y además de cerrar las fechas de Linde y Caruana, los grupos acordaron llamar además a cerca de una decena de expertos internacionales, entre ellos la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourova, y a responsables de la oficina española del FMI. En todo caso, estos testimonios no se esperan hasta otoño.
EL RESTO SE DECIDIRÁN TRAS EL VERANO.
Además, la comisión resolvió que cada grupo plantee antes del próximo 4 de septiembre el listado de comparecientes a los que convocar hasta el próximo febrero, que es el mes en que está previsto que esta comisión concluya sus trabajos, aunque pueden prorrogarse si hay consenso.
Se da por hecho que se citará a los responsables económicos de los últimos años (ministros y secretarios de Estado), otros presidentes de órganos supervisores, como la CNMC, los gestores de las cajas rescatadas (Bankia, Catalunya Caixa, Caixa Galicia, CCM...) y de otras entidades financieras.
Y es que, después el verano, además de analizar el origen de la crisis económica, la comisión abordará las consecuencias de la crisis en las cajas de ahorros y los bancos, estudiará el caso de Bankia y analizará el papel de los organismos reguladores, la transparencia y la protección a los consumidores y los retos del futuro sistema financiero. En concreto, en el bloque de las cajas de ahorros se estudiará también, a instancias del Grupo Socialista, los problemas de los bancos, incluyendo la reciente crisis del Banco Popular.