Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno dice que la subida de precios refleja una normalización de la economía

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa. EFE/Archivotelecinco.es
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, destacó hoy que la ligera subida del Índice de Precios de Consumo (IPC) registrada en junio refleja una normalización de la economía y permite descartar riesgos de deflación en España.
"La economía claramente está entrando en una fase de estabilización y de normalidad", aseguró Campa en Bruselas, a donde viajó para acompañar a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, a la reunión de ministros de Finanzas de la UE, Ecofin.
El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en junio, mientras que la inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos no elaborados y la energía- se situó en el 0,4%, dos décimas más que la registrada en mayo, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).
"La mayoría de todos los precios están creciendo y contribuyen positivamente al mantenimiento de una inflación estable y positiva que se lleva consolidando desde noviembre del año pasado", dijo Campa, tras conocer la información facilitada por el INE.
El secretario de Estado de Economía consideró que estos datos reflejan una "una estabilidad de los precios en tasas ligeramente positivas y estables", lo que supone "una indicación más de la normalidad de la actividad económica", que ya han apuntado datos positivos como "las tasas de crecimiento intertrimestral del PIB del primer trimestre de este año", así como "el consumo y las exportaciones".
Además, las cifras permiten descartar una deflación en España, que es "una caída sostenida y generalizada de todos los precios en la economía", lo que a su juicio "no ocurriría en ningún caso".
"Puntualmente, tuvimos una tasa subyacente negativa en el mes de abril, pero ya en aquel momento dijimos que esto era puntual, que estaba vinculado probablemente al efecto de Semana Santa y, ahora, con dos meses más de información, lo confirmamos", dijo Campa.
"Observamos una normalización. No vemos ninguna perspectiva de que haya un escenario de deflación", añadió el secretario de Estado de Economía.
Por otro lado, Campa descartó que la subida del IPC sea coyuntural aunque reconoció que los componentes que más influyeron en el aumento mensual fueron el de las bebidas alcohólicas y el tabaco, con una tasa del 5%, seguido del grupo de ocio y cultura, con una subida del 0,6%, debido a los viajes organizados, que son actividades típicamente asociadas a la temporada de verano.
"No es conyuntural sino que es estructural", aseveró Campa.
Por otro lado, los grupos con mayor repercusión negativa en la evolución mensual fueron el de vestido y calzado, con un descenso de los precios del 0,6%, y el de transporte, con una disminución del 0,3%.
En cuanto a la tasa interanual del IPC, ésta registró un descenso de tres décimas, hasta el 1,5%, que rompe con tres meses consecutivos de subidas.
En la bajada influyó el transporte, con una variación anual del 5,3% (más de dos puntos y medio por debajo de la registrada en mayo, como consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes registrada este mes).
Además, la vivienda rebajó cinco décimas su tasa anual y se situó en el 3,3%, debido a la reducción de los precios del gasóleo para calefacción.
Sí subió, en cambio, el componente de alimentos y bebidas no alcohólicas, con una tasa negativa del 0,7%, siete décimas superior a la del mes anterior.
Asimismo, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) disminuyó tres décimas respecto al mes anterior y se situó en el 1,5%, dato que coincide con el avanzado por el indicador adelantado del IPCA publicado el pasado 29 de junio.
Todas las comunidades autónomas redujeron su tasa interanual en junio con respecto al mes anterior.
Las mayores disminuciones, de cuatro décimas, correspondieron a Cantabria (1,5%), Castilla-La Mancha (1,7%) y Madrid (1,5%).
Sin embargo, Murcia fue la comunidad que menos disminuyó su tasa anual, una décima por debajo del mes pasado, hasta el 1,5%.