Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las grandes inmobiliarias suman un 'stock' de 4.500 pisos, un 25% menos que un año antes

Las grandes inmobiliarias que componen el G-14 suman un 'stock' de pisos terminados pendientes de venta de 4.500 unidades a cierre de los nueve primeros meses del año, un 25% menos respecto a los 6.000 que contabilizaban en la misma fecha de 2010, según informaron a Europa Press en fuentes oficiales del grupo.
Estos pisos representan además el 80% del total de 5.700 viviendas que estas compañías tienen en venta, dato que revela que, como consecuencia del parón en la construcción y comercialización de casas, las grandes inmobiliarias ya no venden sobre plano.
La cartera de pisos que las firmas del G-14 tienen actualmente a la venta es un 33% inferior respecto a la de 8.600 unidades de hace un año, y la mitad en comparación a las que tenían en el mercado hace dos años.
Todo ello es consecuencia del continuo descenso de la venta de viviendas y el consiguiente parón a la hora de empezar a construir nuevos pisos, que ha llevado a la promoción de viviendas a "mínimos históricos".
En concreto, y según las mismas fuentes, las inmobiliarias que integran el grupo tienen en construcción 1.100 pisos, un 62% menos respecto a los 2.960 que edificaban en septiembre de 2010.
Además, se trata de un tercio de las que se levantaban hace dos años y medio, cuando arrancó la crisis, y una décima parte respecto a las que se promovían en 2006, en pleno 'boom' del sector.
Todo ello, pese a que, según dichas fuentes del G-14, las compañías del grupo han ajustado una media del 29% el precio de los pisos desde el inicio de la crisis (enero de 2008) y hasta la actualidad.
SIN TOCAR SUELO.
Ante estos datos de coyuntura del sector, el grupo de inmobiliarias considera que este sector "sigue sin tocar suelo", dado que "no se atisba ningún elemento de estabilización " del mercado.
Así, el grupo calcula que la construcción, "que en su mayor parte está dominada por el sector inmobiliario", perderá otros 250.000 empleos en el conjunto del año, dado que, según sus datos, en el último trimestre del año se repetirán los datos de pérdida de empleo del sector del tercer trimestre (unos 59.500 según la EPA publicada el pasado viernes).
El G-14 está integrado por Martinsa Fadesa, Grupo Ferrocarril, Hercesa, Level, Metrovacesa, Montebalito, Nozar, Quabit, Realia, Restaura, Reyal Urbis y Vallehermoso.