Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las grandes lagunas del Plan 2000 E

"A día 20 de mayo no hay noticias y no sabemos nada. El protocolo lo ha puesto en marcha el fabricante por lo que ahora aplicamos el descuento de los 1.500 euros de nuestro bolsillo. El plan se ha lanzado sin tener unas bases", denuncia uno de los vendedores de un concesionario Seat en Barcelona. Éste podría ser el resumen más desalentador de los primeros días de vida del Plan E 2000 que aún no ha sido publicado en el BOE.
"Ayudas directas al automóvil" fueron las palabras mágicas pronunciadas por José Luis Rodríguez Zapatero para dar aliento a un sector castigado duramente por la crisis. Los datos de mayo confirman los peores augurios. Las ventas de coches han caído un 30% en la primera quincena, con menos de 29.000 unidades matriculadas y se espera que cierren el mes con un descenso del 40 % por el impacto inmediato negativo que tendrá sobre las matriculaciones la puesta en marcha del Plan 2000E hasta que los consumidores tengan claro su contenido.
Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóvil valoran "de forma muy positiva el plan" y confirman que los concesionarios ya aplican, de su bolsillo, el descuento de 1.500 euros desde el 18 de mayo(1.000 euros corren a cargo del fabricante, 500 el Gobierno y 500 las comunidades autónomas que acepten). Sin embargo, reconocen que no hay datos reales sobre la incidencia en las ventas. Sí confirman una afluencia mayor a los concesionarios como ya anunció Miguel Sebastián y aseguran que están negociando para que recuperen el dinero lo antes posible.
Informativos Telecinco ha contactado con varios concesionarios en Asturias, Madrid y Cataluña para testar las sensaciones en los puntos de venta y las quejas se acumulan entre los vendedores por la poca información sobre el plan y las diferencias entre comunidades. En la sede central de Renault en Barcelona, el jefe de comercial explica que están a la espera de la decisión de la Generalitat aunque ya aplican la ayuda de 1.500 euros.
"Por ejemplo, un Scénic ya tenía un descuento de 4.500 euros. Ahora, sumamos 1.000 euros más y otros los 500 del Gobierno. La rebaja final es de 6.500 euros. Aunque, en las comunidades que colaboran el descuento sería de 7.000 euros", cuenta el jefe de comercial antes de asegurar que esta diferencia es injusta para el consumidor.
"Es una chapuza total. Si el Gobierno lo hace mal, la comunidad peor. Ha supuesto un frenazo total a las ventas en los dos primeros días, incluso hemos cancelado algunas reservas", denuncian desde un concesionario de Seat en la Comunidad de Madrid. El ministro de Industria asegura "no hay ningún caos en la aplicación y regulación de estas medidas".