Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las hipotecas experimentarán su mayor bajada en cinco años

El Euribor a 12 meses, el principal indicador para fijar el interés que pagan las hipotecas, ha sumado hoy un nuevo descenso. Esto le permitirá cerrar diciembre en el 3,4% y anotarse su mayor caída interanual en cinco años. Una hipoteca media de 150.000 euros, y que se revise teniendo en cuenta el tipo de diciembre, verá reducida su mensualidad en 115 euros.
A falta de dos jornadas para que termine el mes, el Euribor se ha colocado en el 3,126%, su nivel más bajo desde marzo de 2006, con lo que la media de diciembre bajó hasta el 3,49%.
Esa tasa es muy inferior al 4,793% marcado en diciembre del año pasado, una caída que no se veía desde el cierre de 2001 y que rebajará sustancialmente los préstamos hipotecarios que se revisen con la referencia de diciembre.
En concreto, una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años y con un diferencial de 0,50 puntos sobre el Euribor experimentará una reducción de 115 euros al mes al pasar de 902,68 euros a 787,6 euros.
En el caso de préstamos de 300.000 euros con un plazo de amortización de 30 años, la reducción mensual estará próxima a 240 euros al bajar de 1.664,6 euros hasta 1.423,6 euros.
La caída del Euribor en diciembre en variación interanual se suma a la que ya se registró el pasado noviembre, lo que permitió que las hipotecas se abarataran por primera vez en 3 años.
El Euribor ha descendido de forma ininterrumpida desde mediados de octubre gracias a la política seguida por el Banco Central Europeo (BCE) de recorte de los tipos de interés en la Eurozona para reactivar la economía y relajar el mercado interbancario, donde se calcula el indicador hipotecario.
Ese mercado no funciona todavía con normalidad a consecuencia de la crisis financiera desatada en agosto de 2007, que ha sembrado la desconfianza en las entidades financieras, que se niegan a prestarse entre sí.
Esa desconfianza disparó al Euribor a cotas máximas, por encima del 5,5% en cotización diaria y al 5,39% de media mensual (el pasado julio).
Los analistas esperan ahora que el indicador hipotecario continúe su tendencia bajista en las próximas semanas gracias a las medidas tomadas por el BCE, la Unión Europea (UE) y los gobiernos nacionales. Algunos expertos esperan en concreto que el Euribor se acerque sustancialmente al tipo oficial del dinero en la zona del euro (el 2,5%)

EB