Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 89% de hogares españoles consume queso, pero el consumo per cápita es muy inferior a la media europea

En nueve de cada diez hogares españoles se consume queso y en la mayoría de ellos se hace a diario o varias veces por semana, pero el consumo per cápita de 7,78 kilos es muy inferior a la media europea (17,2 kilos), según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el Informe del consumo de alimentación en España 2015.
En concreto, el informe señala que el queso es el segundo derivado lácteo más consumido en España con 347 millones de kilos el pasado año, y representa el principal gasto en derivados lácteos de los hogares españoles. El queso, además, concentra el 44,8% del gasto en derivados lácteos en los hogares españoles.
La Interprofesional Láctea (InLac) ha recordado que en España existen más de 150 variedades de queso y 32 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP), lo que le convierte en uno de los países con mayor variedad de tipos de queso del mundo.
La producción de queso en España se sitúa en torno a las 400.000 toneladas, con especial presencia de los quesos de oveja y cabra, debido a que España es el primer productor de leche de oveja de Europa y el segundo de leche de cabra.
El queso es el segundo derivado lácteo más consumido en España con 347 millones de kilos al año, solo por detrás de la categoría de yogures y otras leches fermentadas.
Las regiones en las que más queso se consume per cápita al año son Canarias con 11,16 kilos por persona, seguido por Murcia, con 9,19 kilos/persona, Asturias, con 8,64, y la Comunidad Valenciana, con 8,57, mientras que las que menos son Navarra, con 5,91 kilos por persona, y Castilla-La Mancha, con 5,83 kilos.