Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los huelguistas se desplazan a los concesionarios de coches para dificultar las ventas

Agentes de la Policía Nacional a las puertas de varios concesionarios de vehículos de Vigo donde hoy se han manifestado los trabajadores del metal, en su novena jornada de paro, para impedir el acceso de los clientes a los concesionarios. EFEtelecinco.es
Trabajadores del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra se desplazan esta mañana hacia los concesionarios de coches de Vigo, para tratar de evitar las ventas a partir del mediodía.
Así lo informaron fuentes sindicales, que explicaron que un grupo importante de huelguistas que trabajaron varias horas en los astilleros de Beiramar y Vulcano se están juntando con otros compañeros que llevan todo el día secundando una nueva jornada de huelga.
Los alrededores de los concesionarios comienza a tener también un fuerte dispositivo policial.
A diferencia de días atrás, hoy se está materializando un cambio de estrategia y hasta el momento no se están registrando grandes movilizaciones en las calles con cortes de tráfico, sino que los huelguistas se están desplazando hacia las zonas de los concesionarios y de los talleres de reparación de vehículos.
Los trabajadores de los astilleros, por ejemplo, estuvieron en sus puestos laborales hasta las 9 horas y volverán a ellos sobre las 13 horas.
La huelga indefinida sigue siendo total, según los sindicatos, en aquellas empresas de instalación y reparación eléctrica afectadas por el convenio, así como en negocios de fontanería, saneamiento, calefacción general y gases licuados.
Este cambio de estrategia se debe a que los sindicatos no quieren que los trabajadores pierdan más dinero por cada jornada de huelga que, tal y como están las negociaciones del convenio colectivo, no se sabe cuándo podrá terminar.
Patronal y sindicatos volverán a reunirse esta tarde a partir de las 17:00 horas en el edificio administrativo de la Xunta en Vigo.
En el encuentro de ayer no se produjeron avances en la negociación, sólo se pudo encima de la mesa la "voluntad" de las partes para tratar de poner fin a este conflicto laboral que lleva ya más de tres meses. El convenio colectivo afecta en la provincia de Pontevedra a unos 27.000 trabajadores.