Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez impone una fianza de 15.000 euros al dueño de la empresa Grup Trui

Agentes del cuerpo de la policía trasladan documentación incautada a los juzgados de instrucción de la capital balear, en el caso Ibatur. EFE/Archivotelecinco.es
El juez instructor del "caso Ibatur", Juan Ignacio Lope Sola, ha decretado prisión eludible bajo fianza de 15.000 euros para Miquel Jaume, dueño de la empresa mallorquina de espectáculos y eventos Grup Trui.
Jaume fue detenido el pasado lunes en el marco de la "operación Pasarela" y ha sido trasladado hoy a los Juzgados de Vía Alemania de Palma para comparecer ante el juez instructor del caso, quien le ha tomado declaración por espacio de unas dos horas y media.
La Policía Nacional registró durante el lunes la sede de esta empresa en Marratxí por su vinculación con el "caso Ibatur", que investiga el supuesto desvío de fondos y cobro de comisiones del Instituto Balear de Turismo durante la pasada legislatura del PP.
Este desvío de dinero público se habría hecho, tal y como sospecha Anticorrupción, mediante contratos irregulares a diversas empresas, entre las que se contaría Trui, que organizó multitud de eventos para el Govern y el PP durante el pasado mandato.
El abogado de Jaume, Javier Blas, ha explicado a los periodistas tras la declaración que el juez le ha impuesto una fianza de 15.000 euros para eludir la cárcel, por los delitos de falsedad en documento mercantil, cohecho y fraude.
Jaume deberá pagar esta caución en el plazo de 72 horas y el juez también ha ordenado la retirada de su pasaporte.
Además de al empresario, agentes del grupo de delitos económicos de la Policía Nacional han trasladado esta mañana a los juzgados multitud de cajas con documentación sobre este caso.
El dueño de Trui es el décimo sexto detenido en esta operación, que se inició el 29 de junio con el arresto de trece personas. Todas ellas quedaron en libertad con o sin fianza, y además la Policía registró cinco empresas y una fundación en Mallorca y Madrid relacionadas con el Ibatur.
En una segunda fase, iniciada la semana pasada, fueron arrestados dos publicistas cuyas empresas trabajaron para el Ibatur, y el pasado sábado el juez instructor de la causa dictó prisión sin fianza para el ex director de dicho organismo público Juan Carlos Alía, que se contaba entre los detenidos en la primera fase.
Finalmente, el lunes se detuvo al dueño de Trui, en una operación que se lleva investigando más de un año bajo secreto de sumario.