Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La incertidumbre aumenta en diciembre tras 4 meses a la baja y después de las elecciones del 20D

La incertidumbre económica aumentó en el mes de diciembre tras cuatro meses de continuas e importantes bajadas, según el índice que elabora el IESE, que se situó en el último mes del año en 73 puntos, en una escala 0-200.
Este cambio se ha producido el mismo mes en el que se han celebrado las elecciones generales, que han arrojado un panorama político nuevo en el que los principales partidos se verán obligados a pactar con las fuerzas emergentes para formar Gobierno. También ha coincidido con las dificultades de Cataluña para nombrar al nuevo presidente de la Generalitat.
Según el profesor del IESE y responsable del índice, Miguel Ángel Ariño, ni los resultados de las últimas elecciones ni el 'impasse' de la política catalana estaban afectando a la incertidumbre económica hasta diciembre y el aumento de la misma se debía más al entorno internacional.
Sin embargo, Ariño cree que los datos registrados abren "algunas dudas razonables" sobre la recuperación económica. "Si hace unos meses, parecía imposible frenar la bonanza económica, los datos confirman síntomas que indican que la recuperación podría paralizarse si no hay estabilidad", advierte el profesor.
Según el IESE, sólo el buen comportamiento de la deuda española frenó algo el incremento de la incertidumbre, que registró "malos datos" en el resto de las indicadores que componen el índice (Ibex, dólar-euro y Brent).
En concreto, la incertidumbre sobre la bolsa española aumentó 25 puntos y se situó en 95, mientras que la incertidumbre sobre el tipo de cambio euro-dólar se elevó 7 puntos, hasta 90.
Por su parte, la incertidumbre sobre el precio del petróleo repuntó a 129 puntos, mientras que las dudas sobre la deuda española cayeron 17 puntos y se situaren en 2 puntos dentro de la escala del IESE.