Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria española registra en septiembre su décimo mes consecutivo de expansión, según PMI

El sector manufacturero español ha cumplido en septiembre su décimo mes consecutivo de crecimiento, aunque a un ritmo algo más moderado que el mes anterior, según refleja el indicador PMI, que ha descendido "marginalmente" desde los 52,8 puntos de agosto hasta los 52,6.
El índice de gestión de compras de Markit destaca que el sector manufacturero español registró de nuevo una "sólida mejora" al final del tercer trimestre del año, aunque apunta que el ritmo de crecimiento se ha ralentizado desde principios de año.
En este sentido, incide en que un mayor volumen de nuevos pedidos recibidos ha llevado a otra expansión de la producción, que también aumentó por décimo mes consecutivo en septiembre, y a una nueva creación de empleo.
"El sector manufacturero español continuó su senda positiva en septiembre, poniendo fin a otro trimestre sólido. El crecimiento sigue siendo impulsado por los nuevos pedidos recibidos, que a su vez apoyaron la nueva expansión del empleo", resalta el economista senior de Markit y autor del informe para España, Andrew Harker.
Por su parte, el informe también subraya que los precios pagados disminuyeron por primera vez en cinco meses, y, en consecuencia, los fabricantes redujeron sus precios cobrados.
En este sentido, Harker señala que esta reducción de los precios de compra, acompañada por una caída de los precios cobrados por los fabricantes, refleja "una falta de presión inflacionista procedente del sector manufacturero".
Una lectura del indicador PMI superior a los 50 puntos básicos indica expansión de la actividad en el sector, mientras que un resultado inferior a este umbral supone contracción.