Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inflación de la zona euro se modera en marzo al 0,5%, su nivel más bajo desde noviembre de 2009

La tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en marzo en el 0,5%, dos décimas por debajo del nivel registrado en febrero y su lectura más débil desde noviembre de 2009, según el dato definitivo publicado por Eurostat.
La moderación de la tasa de inflación registrada en marzo se explica por la subida del 1% de los precios de los alimentos, el acohol y el tabaco, frente al alza del 1,5% del mes anterior. Por su parte, el precio de la energía registró un descenso del 2,1%, tras haber bajado un 2,3% interanual en febrero.
De este modo, la inflación subyacente, que excluye la volatilidad de la energía y los alimentos frescos, experimentó en marzo una subida del 0,7%, frente al 1% de febrero. En el caso de excluir únicamente el precio de la energía, la inflación de la eurozona subió ocho décimas en marzo, tres menos que en febrero.
Por su parte, el precio de los servicios registró en marzo un alza del 1,1%, dos décimas por debajo de la subida del 1,3% de febrero, mientras que los bienes industriales no energéticos subieron un 0,2%, dos décimas menos que en febrero.
En el conjunto de la UE, la tasa de inflación de marzo alcanzó el 0,6%, dos décimas por debajo de la lectura de febrero y lejos del 1,9% registrado un año antes.
Entre los 28 países de la UE se registraron en marzo caídas interanuales de precios en Bulgaria (-2%), Grecia (-1,5%), Chipre (-0,9%), Portugal y Suecia (ambos -0,4%), España y Eslovaquia (-0,2%) y Croacia (-0,1%).
En el lado opouesto, los niveles de inflación más elevados en marzo se observaron en Reino Unido (+1,6%), Austria y Malta (+1,4% ambos) y Finlandia (+1,3%).
De este modo, el diferencial de precios favorable a España respecto a la eurozona alcanza las siete décimas.