Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un informe augura desinversiones inminentes en Cataluña si no se ataja el proceso

Prevé una caída del 10% del PIB catalán en tres años "pase lo que pase"
Un estudio realizado por el proyecto 'Europa Liberal' sobre las consecuencias económicas que podría tener para Cataluña una eventual ruptura con España alerta de que pueden haber desinversiones económicas pronto si no se ataja cuanto antes el proceso soberanista.
"Si no se da rápidamente una señal y se llega al límite de octubre y noviembre, el inversor va a tener que tomar decisiones", ha advertido Richard Onses, promotor junto a Francisco Llamas del estudio de 'Europa Liberal' que se basa en una fórmula denominada 'lógica borrosa', que sirve para extraer conclusiones tras consultar a personas cualificadas.
Onses ha explicado que el inversor toma las decisiones semanas o meses antes de que la tome el político, por lo que ha vaticinado que si se mantiene la incertidumbre y no se da marcha atrás al proceso soberanista de forma inminente habrá desinversiones.
"Aunque se bajarán del burro en septiembre, nosotros vemos ya como casi irreversible que de todas formas haya empresas que se vayan", ha señalado, y ha calculado un descenso del 10% del PIB en Cataluña en los próximos tres años pase lo que pase al final.
CAIDA DEL PIB EN EL RESTO DE ESPAÑA
En el caso del conjunto de España, los impulsores del estudio consideran que la independencia de Cataluña mermaría el PIB español en un 3%, mientras que, de no producirse la secesión pero alargarse el debate mucho tiempo, podría perder alrededor del 1%.
Pese a considerar probable que se llegue a declarar la independencia de forma unilateral durante "unas horas o unos días", los promotores del informe han defendido que la mera posibilidad de que el Parlament estudie ese extremo ya genera dudas entre las empresas, y ha advertido de que empresas estadounidenses ya están introduciendo cláusulas que dicen que cualquier contrato quedará nulo en caso de independencia.
DE MONTILLA A MANOS LIMPIAS
Los autores del trabajo, que se reconocen contrarios a la independencia, han estudiado cómo afectaría una hipotética declaración unilateral de independencia a 367 empresas --que suman el 60 por ciento del PIB español y el 50 del catalán--, unas compañías que, han calculado, perderían cerca de 40.000 millones de euros de valor en caso de declaración unilateral y salida de Cataluña de Europa y del euro.
Para el estudio se ha consultado a 52 personalidades -la mitad de las cuáles ha querido preservar su anonimato--, y destacan el expresidente de la Generalitat José Montilla, el expresidente del Banesto Mario Conde, el vicepresidente del Parlamento Europeo Aleix Vidal-Quadras, así como representantes de PP, PSOE, CDC, UDC, ERC y C's, el sindicato Manos Limpias y la Asociación de Militares Españoles.
Llamas y Onses han mostrado su preocupación por el hecho de que ninguno de los 52 expertos haya "sabido explicar cómo se puede desactivar el desafío", un aspecto que, a su juicio, contribuye a aumentar la incertidumbre de los inversores.
En las conclusiones del estudio, fruto del trabajo realizado entre enero de 2013 y febrero de 2014, los autores alertan de que un mantenimiento o incremento de las tesis soberanistas "alimentarán la desconfianza de los empresarios e inversores" que orientarán sus estrategias hacia una desindustrialización progresiva de Cataluña.
El estudio aporta datos desde el 1 de enero de 2008 hasta el 31 de septiembre de 2013, intervalo de tiempo en el que Cataluña ha perdido el 18,13% de sus empresas y el resto de España, el 16,7%.
En total, Cataluña ha visto desaparecer 47.135 negocios, en números redondos, una empresas menos cada hora.