Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector de la ingeniería informática amenaza con huelga si no se reconoce su cualificación profesional

El sector de la ingeniería informática ha acordado enviar una carta al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para exigirle el reconocimiento de su cualificación profesional, como medida previa a la posible convocatoria de huelga del sector en España.
Así lo ha acordado en la reunión celebrada este viernes, a la que acudieron representantes del Consejo General de Colegios Profesionales de Ingeniería en Informática (CCII y Conciti) y Directores y Decanos de Ingeniería Informática (CODDII) y representantes de los estudiantes (RITSI).
Los colectivos han decidido constituirse como un órgano permanente para realizar un seguimiento de todas las acciones en pro del reconocimiento profesional y académico de la ingeniería informática.
En la misiva enviada a Rajoy le reclaman acciones "inmediatas" a realizar para iniciar la equiparación académica y profesional de la ingeniería informática al resto de Ingenierías.
Junto al escrito, el sector ha acordado emprender una campaña informativa que muestre la importancia de la ingeniería informática en la sociedad y las ventajas que supone su reconocimiento profesional y académico.
También la solicitud de apoyo a las presidencias de las comunidades autónomas y a los consejeros autonómicos de Educación y a sus parlamentos, así como a la Conferencia de Rectores para trasladar formalmente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la necesidad de la equiparación, formalizando como órdenes ministeriales las fichas del Grado y Máster en ingeniería informática.
De igual forma, enviarán un escrito tras las próximas elecciones a los grupos parlamentarios y a los diputados integrantes de las comisiones de Industria y Educación sobre la situación del sector y para solicitar su apoyo.
A su vez, trasladarán al Ministerio de Industria su "malestar" por la exclusión de la ingeniería informática en un informe suyo e interpelarán a los diferentes estamentos de la Comisión Europea para que intervengan.
Por último, han consensuado analizar todas las vías legales existentes y emprender las acciones que sean necesarias en relación a cualquier cambio legislativo que afecte a la regulación de la ingeniería informática.