Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La deuda del grupo inmobiliario Sacresa supera los 2.633 millones de euros

Fachada de la sede de la inmobiliaria Sacresa en la avenida Diagonal de Barcelona. EFE/Archivotelecinco.es
La deuda del grupo inmobiliario Sacresa, controlado por la familia Sanahuja, supera los 2.633 millones de euros de pasivo en las cuatro sociedades que lo conforman, mientras el activo asciende en su conjunto a 2.512 millones de euros.
El Juzgado Mercantil número 2 de Barcelona, que tramita el concurso de acreedores presentado a finales de junio pasado, ha declarado hoy el concurso voluntario de las cuatro empresas del grupo Sacresa: Sanahuja Escofet Inmobiliaria S.L., Sacresa Terreno Promoción S.L., Cresa Patrimonial S.L. y Sacresa Terrenos 2 S.L.
En los cuatro autos del juez del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Barcelona se especifica que el grupo Sacresa se ha visto abocado a esta situación de concurso de acreedores tras realizar un "esfuerzo financiero muy importante, con recursos facilitados por entidades bancarias" antes de la llegada de la crisis, con la inversión que efectuó para controlar Metrovacesa.
El juez razona que "con la llegada de la crisis económica, el pasivo bancario -de Sacresa- ha resultado inasumible, a pesar de que el grupo continúa con su actividad tradicional de promoción de vivienda residencial".
La sociedad que presenta un pasivo más elevado es Sacresa Terrenos Promoción, con 1.059,6 millones de euros frente a un activo de 947 millones, y la de Cresa Patrimonial asciende a 686,6 millones de euros, cifra que dobla el activo declarado de 312,9 millones de euros, según consta en el auto.
Por el contrario, en Sanahuja Escofet Inmobiliaria y Sacresa Terrenos 2 el activo supera al pasivo y, así, en el primer caso se sitúa en los 629,6 millones con un pasivo de 537,9 millones, y en 624,9 y 350,8 millones de euros, respectivamente, en el segundo.
Este es uno de los concursos de acreedores por volumen de deuda más importante de la historia de España, junto al de Martinsa-Fadesa, con 5.200 millones de euros, y Promociones Habitat, con 2.300 millones de euros.
La tramitación de los concursos supone el nombramiento de varios administradores para las cuatro sociedades, que deberán emitir un informe sobre los datos económicos de las empresas.
Controlada por la familia Sanahuja, el grupo Sacresa había comunicado el pasado mes de marzo a este mismo juzgado la situación de insolvencia y se ha visto abocado a recurrir al concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- al fracasar la propuesta de refinanciación de la deuda con la banca.
Sacresa es una de las principales empresas promotoras catalanas y llegó a ser la mayor inmobiliaria de España cuando controlaba Metrovacesa, en la que entró el año 2003.
El grupo Sanahuja engloba a las sociedades participadas por Román Sanahuja Pons, su esposa Ana María Escofet Brado, y sus hijos Román, Javier, Juan Manuel, Ricardo, Ana María, María del Mar y Teresa.