Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los intentos de fraude en seguros de particulares aumentaron en 2016, aunque el importe económico fue menor

Los intentos de fraude en los seguros de particulares aumentaron en 2016 en la mayoría de las líneas de negocio, aunque su impacto económico disminuyó respecto al año anterior, según el sondeo realizado por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) y dado a conocer durante la entrega de los premios del XXIII Concurso sectorial de detección de fraudes que organiza Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA).
De esta manera, las aseguradoras estiman que el pasado año aumentaron los intentos de fraude en las líneas de negocio de mayor capilaridad o popularidad social, mientras que solo disminuyeron en el ramo de autos de responsabilidad civil por daños materiales y otras garantías, los seguros de comercios y las pólizas de salud.
Los que más intentos de estafa acumularon fueron los de percances de responsabilidad civil con personas lesionadas en autos (6,01%) y en los partes por robo de automóviles (4,3%), ya sea por simulación del siniestro o robo o por una exageración del daño padecido.
Unespa también destaca la incidencia entre los seguros de vida, ya que la reclamación que recibe la entidad aseguradora esconde un engaño en el 1,99% de los casos. Subsidios y decesos se encuentran parejas, con 1,5 intentos de fraude por cada 100 expedientes.
Respecto a las cuantías reclamadas, el impacto económico de los fraudes cayó en casi todas las líneas de seguro. Las excepciones son los ramos de vida, subsidios y seguros diversos.
Según un estudio reciente de ICEA, los fraudes con un importe mayor a 500 euros pasaron del 66,8% en 2015 al 63,2% en 2016. El instituto también ha analizado la eficiencia de las medidas de las compañías aseguradoras para combatir los intentos de fraude. Así, por cada euro invertido en investigar casos sospechosos, las aseguradoras logran evitar el pago de 34,70 euros en indemnizaciones indebidas.
ENTIDADES PREMIADAS
La 12ª edición del concurso sectorial de detección de fraudes organizado por ICEA reconoce las labores de investigación en las categorías de seguros de automóvil, diversos y personales, premiando los esfuerzos de los profesionales del sector para detectar y combatir estafas.
Los galardonados en la categoría automóvil son dos entidades de Pelayo (primer y tercer premio) y una de Mapfre. En la categoría de diversos, los premios han sido para Reale Seguros, AIG y Mapfre.
Por último, los galardonados en seguros personales se han concedido a Generali, Mapfre Vida y Reale Seguros.