Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El interés del bono griego baja a mínimos de 6 meses y la Bolsa de Atenas marca máximos anuales

Los recientes progresos en las negociaciones entre el Gobierno de Grecia y sus acreedores de la zona euro han impulsado al alza la cotización de la Bolsa de Atenas, que alcanzaba su nivel más alto en lo que va de año, mientras el interés del bono griego a diez años bajaba a mínimos de seis meses.
En concreto, el selectivo de la Bolsa de Atenas ha cerrado la sesión de este martes con una subida del 3,15%, lo que situaba la cotización del selectivo heleno en 629,29 puntos, borrando así prácticamente todas las pérdidas acumuladas en lo que va de año.
Por su parte, en los mercados secundarios de deuda la rentabilidad exigida a los bonos griegos a diez años bajaba hasta el 7,687%, frente al 8,288% del comienzo de la sesión, lo que representa el menor coste de financiación desde el 3 de diciembre de 2015.
Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro acordaron este lunes examinar en el próximo Eurogrupo del 24 de mayo las posibles medidas a "corto, medio y largo plazo" para aliviar la deuda griega a cambio del completo cumplimiento de las medidas ya acordadas en el marco del tercer rescate de Grecia.
Esta revisión de la sostenibilidad de la deuda del país heleno contemplaría un enfoque "secuencial" que arrancaría con una primera fase a corto plazo para "optimizar la gestión" de la deuda.
A medio plazo, las medidas que se analizarán en las próximas semanas tienen que ver con alargar los vencimientos y plazos de pago y sólo se aplicarían "a finales de 2018 o principios de 2019", mientras que en una tercera fase, a largo plazo, se estudiarán medidas adicionales de reestructuración, cuya puesta en práctica estará condicionado a que Atenas cumpla con sus objetivos de superávit primario.
Por su parte, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, subrayaba este martes que el país heleno no necesitará adoptar ajustes adicionales a los ya acordados en su programa de rescate para acceder a nuevos préstamos.
"Grecia ya no está aislada. Disfruta del apoyo de gobiernos y fuerzas políticas que finalmente han comprendido que este país tiene derecho a pasar página", dijo el primer ministro griego.